Futbol femenil en México en busca de ampliar su desarrollo

El futbol femenil en México está en una etapa destacada ya que se trabaja en el desarrollo de nuevos valores, con la apertura de varios centros de formación en los cuales se busca inculcar principios básicos, técnicos y tácticos.

Además, las selecciones nacionales Sub-17 y Sub-20 están ante el reto de ganar el pase a sus respectivas Copas del Mundo, a efectuarse en Costa Rica (infantil) del 15 de marzo al 5 de abril de 2014, y Canadá (juvenil) del 5 al 24 de agosto del próximo año, para lo cual buscarán clasificar durante los Premundiales de Montego Bay (Jamaica) y Gran Caimán (Islas Caimán).

En entrevista con Notimex el titular del programa de futbol de mujeres en México, Leonardo Cuéllar, destacó el momento clave que se vive en el programa del balompié femenil en el país con el objetivo de emparejarse con las dos potencias que hay en la Confederación Norte, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf), Estados Unidos y Canadá, y las del resto del mundo.

"Creo que estamos en un momento muy importante porque estamos buscando ampliar el desarrollo de las niñas. Este año, a partir de marzo, hemos empezado con dos centros de formación, uno en Guadalajara y otro en Monterrey.

"Esperamos a principios del próximo año aumentar otros dos, posiblemente en Baja California, y de ser posible otro en el Distrito Federal", informó.

Además, dijo que el trabajo que se efectúa en esos centros está dirigido a las jugadoras "nacidas de 2002 a la fecha, e incluso en el verano empezaremos a sumar algunas nacidas en 2003 o 2004, creando el buen hábito de entrenar tres o cuatro veces a la semana, y los fines de semana dejarlas salir a sus equipos.

También cuidando que no vaya a ser una cosa política de que todo el tiempo estén aquí con nosotros, sino que se estén preparando", explicó.

Son aproximadamente 40 las chicas que fueron captadas durante una serie de visorías que Cuéllar y los integrantes de su cuerpo técnico realizaron en varias partes del país desde noviembre de 2012 hasta enero del presente año, quienes trabajan en dichos sitios.

"Estamos trabajando desde su mecánica de movimiento, toda la parte técnica y la creación de ejercicios técnico-tácticos para que vayan desarrollando la parte pensante del futbol", señaló.

Agregó que "entonces cuidamos esas tres áreas, sumadas definitivamente a la disciplina y el compromiso de estar trabajando varios días a la semana".

El plan que se efectúa con dichas chicas tiene aparte una labor de seguimiento "de lo que es su crecimiento, de su peso, de su estatura, y buscamos complementar con buenos hábitos hacía su nutrición y su disciplina", mencionó Cuéllar.

Puntualizó que una de las metas que se desarrolla es que "con estos trabajos en estos lugares podamos darle continuidad y seguimiento y que sea una mejora, y de estar aquí se van a llevar un cierto nivel, se van a hacer trabajos específicos en estos lugares y al regreso (a las prácticas tras estar con sus equipos) ya las encontraremos, mínimo, como se fueron".

Ello porque se ha batallado en la disciplina física de las seleccionadas, pues mientras se concentran alcanzan un nivel físico y técnico-táctico óptimo, pero al salir lo pierden porque no tienen el hábito de entrenar.

"Entonces, constantemente estamos regresando a trabajar de cero, a volver a encauzar el proyecto y el grupo".

De forma paralela, con el apoyo de la Comisión de Selecciones Nacionales se promovió que 13 integrantes de la selección mayor fueran contratadas por equipos de la nueva liga profesional de Estados Unidos, la Liga Nacional Femenil de Futbol (NWSL, por sus siglas en inglés).

Para que se pueda establecer la liga que juzga tan necesaria también deben corregirse muchos aspectos de manera interna en el país.

"Hay estados que ni siquiera tienen una eliminatoria para elegir a su representativo en su (torneo) regional (para la Olimpiada Nacional). Los presidentes de asociación ya saben quienes juegan futbol femenil, asignan algún equipo, se van al regional y ganen o pierdan ahí termina todo; si ganan, se van a la Olimpiada a la parte final y ahí muere".

Advirtió que a nivel nacional "nos tenemos que comprometer a que los estados comiencen a crear sus ligas en las categorías de la Olimpiada.

Tenemos que confirmar que mínimo exista una eliminatoria estatal para sacar a un representativo, que de ahí podamos tener un buen regional y que la fase final pueda tener el nivel que todos queremos".

De forma paralela debe trabajarse en la "capacitación de los entrenadores. Seguimos viendo algunos con muy malos hábitos, no sólo en la dirección o la preparación de sus equipos, sino en su comportamiento", criticó Cuéllar Rivera.

Advirtió que es necesario darle "una sacudida a todo esto para que los recursos y todas las buenas intenciones de la Federación Mexicana de Futbol nos empiece a dar los beneficios y que no sólo sea el hacer por hacerlo, hacer un trabajo interno mucho más específico y comprometer a mucha más gente para tener el fundamento y la solidez para armar la liga que queremos".