Desestiman necesidad de ley habilitante en Venezuela

El diputado opositor venezolano Miguel Ángel Rodríguez desestimó hoy la necesidad de otorgar una ley especial al presidente Nicolás Maduro, quien pidió ese mecanismo para combatir la corrupción.

"La lucha contra la corrupción no requiere de poderes especiales, ni de nuevas leyes, como lo solicitó el gobierno, sino de voluntad y acción", precisó el periodista de profesión y diputado independiente, en diálogo con Notimex.

Rodríguez recordó que al fallecido presidente Hugo Chávez se le aprobaron leyes habilitantes en cuatro oportunidades y no hizo nada por erradicar la corrupción que corroía su gobierno y solo usó estos poderes para consolidar su proyecto político socialista.

"En el combate contra la corrupción el gobierno nacional tiene pendiente mostrar resultados sobre una serie de casos denunciados por diputados de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), de los cuales aún no se dan respuestas", advirtió el legislador.

Refirió que él mismo denunció el año pasado graves indicios de corrupción en el Fondo Chino, sobre los cuales hasta el momento no hay pronunciamiento alguno por parte de las autoridades, quienes desestiman las denuncias cuando afectan al gobierno y sus jerarcas.

De acuerdo con documentos presentados por el legislador, la corrupción se habría generado por la falta de control sobre miles de millones de dólares en cuentas a nombre del Banco de Desarrollo Social (Bandes), una institución financiera del gobierno.

"La falta de supervisión provocó daños estructurales a Petróleos de Venezuela por el modelo de negocio con el Fondo Chino, el cual estableció precios de venta a la China National Petroleum Corporation que afectaron financieramente a la empresa estatal", sentenció.

Acotó que asimismo se han denunciado 11 casos de corrupción, la mayor parte de ellos relacionados con irregularidades en la gobernación del sureño estado Bolívar, por el tráfico de influencias en la venta de material de hierro y aluminio.

Rodríguez denunció que la supuesta lucha contra la corrupción anunciada por las autoridades es para incriminar a la oposición en casos de corrupción, en momentos en que se aproxima una contienda electoral municipal.