Ataque en Siria no puede quedarse sin consecuencias: Merkel

La canciller federal de Alemania, Ángela Merkel, afirmó hoy que lo ocurrido el miércoles pasado en Siria "se trató con toda probabilidad de un ataque con armas químicas y no puede quedarse sin consecuencias".

A través de su portavoz oficial, Steffen Seibert, la gobernante alemana aseguró que dichas consecuencias tendrán que decidirse en el marco de la comunidad internacional, de manera "clara" y "decidida".

No obstante, Seibert dijo que quieren "hacer todo lo posible para que haya una solución política".

El portavoz mencionó en rueda de prensa que Merkel habló por teléfono el domingo tanto con el presidente francés Francois Hollande como con el primer ministro británico, David Cameron.

El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, al condenar el denunciado ataque con armas químicas en un suburbio de Damasco, que habría dejado unos mil 400 muertos, exigió tanto "decisión" como "prudencia" para elaborar una respuesta.

"Quienes hablan de impotencia de la diplomacia, tienen quizás un concepto de omnipotencia que no es realista", añadió el responsable de Exteriores.

En un país que se encuentra a cuatro semanas de las elecciones, el tema fue tocado también por el candidato a canciller federal de la oposición, el socialdemócrata Peer Steinbrück.

"Aconsejo con fuerza que se evite caer en cualquier tipo de lógica militar", dijo Steinbrück en declaraciones recopiladas por la prensa.

El líder opositor dijo que no logra imaginar cómo sería dicha intervención e invitó a la comunidad internacional a aumentar la presión contra el régimen del presidente sirio Bashar al-Assad para que cese la violencia.