Anuncia Turquía adhesión a posible coalición militar contra Siria

Turquía se sumaría a una coalición militar contra Siria, aún si careciera de consenso del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, dijo hoy el ministro turco de Exteriores, Ahmet Davutoglu.

En tanto, el diario israelí Jerusalem Post indicó en un análisis que la intervención militar contra Siria podría ser una acción de tipo quirúrgico, con ataques a centros de mando, pistas aéreas y fuentes de abastecimiento de combustible.

El canciller turco reveló que a la fecha entre 36 y 37 países discuten las alternativas ante la situación en Siria, que desde marzo de 2011 ha enfrentado una revuelta agravada la semana pasada por el presunto uso gubernamental de armas químicas.

Y si en esa discusión una coalición se forma para actuar en Siria, Turquía se sumaría, dijo en declaraciones al diario Milliyet que las publica este lunes.

Enfatizó en que su país siempre ha dado prioridad a la acción conjunta con la comunidad internacional, pero si una decisión de esa naturaleza no emerge del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, habría otras alternativas.

Turquía tiene en su territorio a cerca de medio millón de refugiados sirios, y ha permitido a la oposición al presidente Bashar al-Assad actuar en su territorio, recordó por su parte el diario Today's Zaman.

Davutoglu agregó que Turquía ha sostenido que la comunidad internacional no debe quedarse quieta ante las masacres que comete el gobierno de al-Assad, y agregó que dejar sin castigo a los lideres y regímenes que las cometen, erosiona a la comunidad internacional.

Por su parte el Jerusalem Post precisó que los objetivos atacados serían torres de control en aeropuertos, arsenales así como unidades militares del tipo brigadas móviles blindadas.

Se buscaría inutilizar de manera permanente instalaciones vitales para el ejército sirio, así como oficinas administrativas ligadas al programa de armas químicas, indicó el rotativo israelí.

Recordó que cuatro buques estadunidenses con unos 100 misiles Tomahaw ya tomaron posición a distancia suficiente para alcanzar los objetivos descritos.

Estados Unidos no podría emplear como argumento legal para el ataque el de la autodefensa, pero sí el de responsabilidad de proteger, apoyado en la prohibición para usar armas químicas en cualquier circunstancia.

Un equipo de expertos de Naciones Unidas se dirigía la mañana de este lunes al oriente de Damasco para investigar si hubo empleo de armas químicas el pasado miércoles, como lo denunció la oposición, y que ha negado al-Assad.