Cumple los pronósticos la Serie del Rey

Lo apretado de los dos juegos celebrados en Cancún, confirman los pronósticos de que la Serie del Rey entre Tigres y Sultanes será muy cerrada, afirmó esta noche el mánager del Monterrey, Miguel Flores.

Desde el principio la serie se veía candente, interesante, los dos equipos son aguerridos peleadores, buscan obviamente el gallardete, son el campeón de la zona norte contra el de la sur, fueron dos muy buenos juegos y reflejo de lo que va a ser toda la serie, dijo.

En conferencia de prensa que al término del segundo juego de la Serie del Rey, añadió que si bien llegaron en busca de ganar ambos duelos, fue muy importante hacerlo en uno para regresar a casa empatados.

El objetivo era ganar cada juego, se perdió el primero, pero gracias a Dios se nos dio la victoria esta noche, vamos con la serie empatada no hay nada para nadie, regresamos a casa por tres juegos, precisó Flores.

En la rueda de prensa estuvo acompañado del cerrador Oscar Villarreal, que se agenció salvamento en el partido, así como de Chris Roberson, que conectó cuadrangular en la décima entrada para definir el partido 8-7 a favor de los visitantes.

Sobre lo que espera de la serie en Monterrey, dijo que no se puede hablar si predominará el bateo o el picheo, pero que si una cosa si está muy clara, que los dos equipos van a seguir peleando cada jugada.

Tigres es un equipo muy fuerte, balanceado, creo que los juegos en Monterrey también van a estar muy peleados como los dos de Cancún, explicó.

Destacó la labor del relevista Javier Solano que logró sacar cero en la novena entrada, así como de Luis Alfonso García que produjo cinco carreras.

Luis Alfonso tuvo una gran noche ofensiva, como a las que nos acostumbró en la temporada. Sin sus cinco carreras producidas, regresaríamos a Monterrey con desventaja de dos juegos, precisó.

Por su parte, Oscar Villarreal aseveró que si bien ha recibido algunas críticas por su labor en el montículo, él está con el equipo y su meta es salir campeón, pero antes tiene que aprovechar la oportunidad que le da el mánager y la directiva Sultán.

Nos vamos contentos de que se ganó uno, aunque Sultanes va por todos los juegos. Veníamos por los dos y nos vamos juego tras juego y ahora vamos el martes a salir adelante, aseguró.

Sostuvo que si bien existe cierta presión, no sólo del rival sino de la misma afición, sabe bien que está hecho para eso y por eso trabaja en tener su mente fuerte para enfrentar este tipo de situaciones.

Cris Roberson, que conectó el cuadrangular que dio la ventaja definitiva a los Sultanes, dijo que el batazo le ayudó a descargar un poco la presión que acumuló tras un flojo inicio de la Serie, con apenas un imparable.

Sultanes regresa a Monterrey este lunes en un vuelo que despega a las 8:00 horas del aeropuerto de Mérida, por lo que tan pronto acabó el partido se subieron al camión que los llevó de madrugada vía terrestre a la capital yucateca.