Ser un deportista no necesariamente implica que esa persona esté sana

Luego del fallecimiento del corredor Jorge Saldaña, en el Maratón Internacional de la Ciudad de México, el doctor José Miguel Presno señaló que el ser un corredor o un deportista no necesariamente significa que una persona esté completamente sana.

En entrevista, el galeno añadió que "el hecho de que hagas deporte o te dediques al deporte no es garantía de que tu funcionamiento cardiopulmonar, tu hígado, tus riñones, tu frecuencia cardíaca o tu respiración estén debidamente funcionales".

Detalló que para evitar, en la medida de lo posible, este tipo de desgracias, "lo ideal es que vayas a un centro donde se te puedan aplicar diversos exámenes físico, químico y locomotores, todos ellos relacionados al esfuerzo físico".

El médico resaltó que en los estudios cardiológicos que se haga el deportista, "debe buscar que, de preferencia, quien le haga la interpretación de estos chequeos, tanto en movimiento como en reposo, sea un especialista en medicina del deporte".

Acotó que "los cardiólogos que se enfocan en la medicina del deporte conocen a fondo la fisiología cardio-pulmonar del atleta, pueden identificar de manera más clara y precisa los puntos vulnerables de una persona que es un deportista, pero que empieza a presentar un cuadro clínico".

Destacó que cuando uno hace ejercicio, el hígado es donde se almacena la glucosa, que es la sustancia que más se gasta durante el tiempo que el ser humano hace ejercicio, esto sin descuidar el funcionamiento de los riñones.

Advirtió que otro elemento que un deportista debe revisar es su función músculo-esquelética, "pues si no sabes cómo está tu cadera, tus articulaciones, las rodillas y los tobillos son muy vulnerables y pueden lesionarse, lo que hará que detengas tu ejercicio".

Comentó que de un tiempo a la fecha "hemos iniciado un estudio en atletas de alto, bajo y medio rendimiento, y en cada uno de estos sectores estamos dimensionando el número de veces que uno de estos deportistas debe someterse a una revisión médica".

Indicó que aquellas personas que hacen un ejercicio moderado deberían hacerse un chequeo al menos una vez al año, y conforme se incrementa la intensidad y las cargas de trabajo en el ejercicio revisarse al menos dos ocasiones cada año, mientras los atletas de alto rendimiento deberían checarse trimestralmente.

Finalmente, el doctor Presno recordó que este tipo de incidentes mortales no son privativos de las competencias atléticas, "también se traslada a otros deportes como pudieran ser el futbol soccer o el futbol americano".

En este sentido dijo que también en estos deportes "personas que en teoría se encuentran en plenitud de forma física mueren de diversas afecciones o en condiciones por demás bizarras".