Abogan por reconciliación de católicos y evangélicos en Chiapas

El obispo Felipe Arizmendi Esquivel llamó a la reconciliación y la paz entre católicos y evangélicos que sostienen una disputa por un predio en el ejido Puebla, municipio de Chenalhó.

El prelado consideró que es "una contradicción religiosa que estén peleando protestantes contra católicos, cuando nuestra religión cristiana nos enseña y nos exige el amor mutuo, el respeto a las diferencias, la tolerancia e incluso el perdón de los agravios".

En entrevista al terminar la misa en la Catedral de la Paz, aclaró que la posición de la diócesis es "que la justicia humana haga su trabajo de reparar los daños causados, pero que nuestro corazón esté abierto a la reconciliación y a la paz".

"Quien promueve la violencia en nombre de una religión, no ha comprendido el Evangelio de Jesús, aunque se diga creyente", anotó.

Refirió que los católicos ya hicieron las denuncias correspondientes y las autoridades tendrán que proceder como se debe, en verdad y en justicia.

Ante ello, Arizmendi Esquivel afirmó que "nuestro corazón debe estar muy abierto para ir más allá, no andamos buscando venganza, que se castigue a alguien, no, la autoridad lo tiene que hacer porque son delitos que se persiguen".

El predio en disputa tiene más de 40 años que es una ermita católica y, según la ley federal, es un bien, como muchos, de la nación, pero lo administra la iglesia y en este caso está registrada por la diócesis, expuso.