Vivió Lolita Cortés frustrada en sus inicios como cantante

La cantante mexicana Lolita Cortés, quien suma más de 30 años de trayectoria artística, reveló que al inicio de su carrera vivió frustrada porque nunca le enseñaron a decir "no".

"El niño tiene derecho a decir no y eso a mí no se me permitió. A mí me decían que a todo dijera que sí. Tú te callas, tú no opinas, tú sales y cantas, tú te vistes como digo y sabes qué, llega un punto en que eso es una carga. Llegué a los 20 años dándome cuenta que no había dicho 'no' en toda mi vida y que no me gustaba lo que estaba haciendo", comentó.

Lolita Cortés, sobrina-nieta del cantautor José Alfredo Jiménez (1926-1973) inició su carrera en 1979 al participar en el musical "Anita, la huerfanita". Después ganó un lugar en el programa "Juguemos a cantar" con el tema "Don Quijote y Sancho Panza", que la llevó a ser finalista.

Aunque su deseo siempre fue involucrarse en el teatro musical, grabó los discos "Ilusiones" (1988), "Corazón de neón", "Malos pensamientos" y "Fascinación", que no alcanzaron el éxito esperado.

"Yo no quería grabar discos, yo quería hacer teatro musical, hasta que llegó el momento en que dije: 'ya no quiero'. Hay quienes dicen que no grabé más discos porque no pegué, pero fue porque me revelé, me rapé y me empecé a tatuar".

Dijo que necesitaba revelarse ante su familia y ante la sociedad que le estaba exigiendo puros "sí".

"Yo quería descansar y dormir, no que me inyectarán bedoyecta porque estaba cansada", recordó.

Ahora que formará parte del jurado en el "reality" musical "La academia kids" explicó que procurará enseñarle a los niños participantes a decir "no" cuando algo no les guste hacer.

"Los niños tienen el derecho a decir no me gusta, no quiero. Pero también a que adquieran la responsabilidad de que si están aquí lo van a intentar, pues tiene que haber un equilibrio", consideró la intérprete de canciones como "Corazón de neón" y "Te declaro mi amor".

Dada su amplia experiencia en el ámbito artístico como actriz de telenovelas, series y protagonista de los musicales "Peter Pan", "La Bella y la Bestia", "Mentiras" y "Dulce Caridad", entre otros, Lolita Cortés cree que a los pequeños concursantes les podrá transmitir muchas cosas que ayudarán a construir su carrera.

"Ellos tienen que saber que esto es una disciplina, que no nada más es un juego. Asimismo, las mamás deben saber en qué momento su hijo se retira o se queda".

Catalogada como una juez severa y exigente luego de su participación en varias ediciones de "La academia", Lolita, de 42 años, prometió que con los concursantes de entre 7 y 14 años será sutil al lanzar su crítica.

"Al niño tienes que saber decirle las cosas. Necesito hallar la manera de decirle: 'no estuvo bien'. Espero tener un equilibrio y no dejarme llevar por una cara linda o unos ojos llorosos. Debo aprender a decir las cosas, porque yo no las digo, las escupo, soy muy impulsiva y pasional, por eso tengo que saber medirme.

"También quiero hablar con las mamás, porque ellas son las que de alguna manera, no sólo el maestro, se encargarán de hablar con el niño, de motivarlo".

Aunque había trascendido que ella sería la directora de la institución, aseguró que se encuentra satisfecha con el trabajo que le asignaron y por fortuna, lleva buena relación con sus compañeros jueces: Alicia Villarreal y Luis Coronel.

"Haremos un buen equipo, cada uno sabemos qué es lo que queremos, hemos vivido el ambiente artístico de diferentes maneras y ellos son personas exageradamente famosas. El chico es impresionante y a la señora Alicia le beso los pies, soy una gran admiradora de ella".

A la par de "La academia kids", Lolita Cortés continuará conduciendo el programa de concursos "El rival más débil", así como en las obras "12 princesas en pugna" y "Defendiendo a la mujer cavernícola", que recién celebró sus primeras 100 representaciones.