Pide Tabe al PRD apoyar reformas para blindar programas sociales

El líder del PAN capitalino, Mauricio Tabe, llamó al PRD y al senador Miguel Barbosa a que en congruencia con su demanda para blindar los programas sociales de la Cruzada Nacional contra el Hambre, apoyen las reformas que presentará Acción Nacional para hacer transparente su uso en la ciudad.

El panista exhortó también al gobierno de la ciudad a ser ejemplo en ese temas y llevar por los canales institucionales las reuniones que sostenga con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) para la ejecución de esta estrategia de inclusión y bienestar social.

Tabe Echartea sentenció que las negociaciones para operar la Cruzada contra el Hambre en la ciudad no pueden constituirse en un reparto feudal, con negociaciones a puerta cerrada del PRI y del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

El presidente del Partido Acción Nacional en el Distrito Federal (PAN-DF) sostuvo que de lo que se trata es definir los criterios con los que operará este programa, a lo que advirtió que esa fuerza política "no va a permitir que la atención a 100 mil capitalinos de cuatro delegaciones políticas sea un reparto de territorios".

En conferencia de prensa declaró que le toma la palabra al senador Miguel Barbosa Huerta, con el fin de que la transparencia de programas sociales que exige a nivel federal inicie en el gobierno capitalino, que hasta ahora nada ha hecho por hacer transparente la utilización de programas de ese tipo.

Recordó que de acuerdo con un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en 2009 la mitad de los programas sociales de la capital carecían de indicadores de resultados, pese a que se ejercieron más de 17 mil 500 millones de pesos de presupuesto.

También propuso que con el blindaje de los programas sociales, se reestructure el Consejo de Evaluación del Desarrollo Social (Evalúa-DF) para que se auditen y se valoren de forma periódica los resultados.

Mauricio Tabe agregó que es necesario fortalecer al Evalúa-DF con la incorporación y participación de expertos, académicos e integrantes de organizaciones civiles, mediante convocatoria pública para garantizar su independencia partidista, así como impulsar evaluaciones externas trianuales y auditorías periódicas bianuales.