Amenazan Reino Unido y Francia a Siria con una "respuesta firme"

Reino Unido y Francia amenazaron hoy con una "respuesta firme" contra el régimen sirio si se comprueba que utilizó armas químicas, mientras Rusia aconsejó a Occidente a no repetir en Siria errores del pasado, como fue el caso en Irak.

En una conversación telefónica, el primer ministro británico, David Cameron, y el presidente francés Francois Hollande hablaron sobre el denunciado ataque químico del pasado 21 de agosto en la periferia de Damasco, que dejó más de mil 300 muertos, según la oposición siria.

Cameron y Hollande coincidieron en que una ofensiva con armas químicas en Siria de la escala denunciada por la oposición exige una "respuesta firme" por parte de la comunidad internacional, informó un portavoz de la oficina del jefe del gobierno británico.

"Este crimen no debe esconderse bajo la alfombra", destacó Downing Street.

El mandatario francés indicó que hay "pruebas" que sugieren que el ataque del miércoles "es de naturaleza química" y advirtió que "todo apunta" al régimen de Bashar al-Assad como responsable, pero se debe esperar el resultado de la investigación de los inspectores.

Hollande también llamó al régimen sirio a ofrecer una cooperación total y sin restricciones a los inspectores de las Naciones Unidas que se trasladarán a la zona donde ocurrió el supuesto ataque químico.

El primer ministro británico y el presidente estadunidense, Barack Obama, también hablaron anoche por teléfono y prometieron una respuesta contundente si se prueba que el régimen sirio empleó armas químicas contra su propio pueblo.

Sin embargo, Rusia -aliado del régimen sirio- llamó este domingo a la cordura y recomendó evitar "errores trágicos a quienes hablan de una posible intervención militar en Siria.

"La política ante las diversas crisis debe basarse en el derecho internacional y en hechos demostrados, y no en el acomodo de suposiciones y conjeturas a proyectos geopolíticos unilaterales", dijo el vocero de la cancillería rusa, Alexandr Lukashevich.

Recordó que hace 10 Estados Unidos utilizó una información falsa acerca de que Irak tenía armas de destrucción masiva para lanzar una intervención militar en ese país árabe sin la autorización de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Lukashevich manifestó su preocupación por las demandas de Reino Unido, Francia y Estados Unidos de actuar de manera firme si se confirma que el régimen sirio utilizó armas químicas.

Advirtió que "cualquier acción militar unilateral que ignore a las Naciones Unidas solo desembocará en una escalada de violencia en Siria y afectará aún más a una ya de por sí explosiva situación regional de una forma absolutamente devastadora".