Defiende iglesia salvadoreña facultades de Sala de lo Constitucional

La Conferencia Episcopal de El Salvador (Cedes) afirmó hoy que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) es el único ente para resolver algún conflicto sobre nombramiento de magistrados electos por la Asamblea Legislativa.

Los obispos del país descartaron que a la Sala de lo Contencioso Administrativo le corresponda decidir sobre la inconstitucionalidad o no de cinco de los magistrados propietarios y de sus suplentes que conforman la Sala Constitucional.

La Conferencia, que citó de manera textual la Constitución, en su artículo 183, indicó que "le confiere a la Sala de lo Constitucional la exclusividad para enjuiciar la constitucionalidad del nombramiento de magistrados de la CSJ que realiza" el Congreso.

"Cualquier instancia que pretenda conocer sobre la impugnación de dichos nombramientos atenta contra el orden constitucional", según otra parte de Carta Magna que citó el arzobispo de San Salvador, José Luis Alas, en el comunicado que leyó a periodistas tras oficiar la homilía dominical en Catedral.

La sala de lo Contencioso Administrativo aceptó una demanda de un ciudadano sobre la supuesta ilegalidad de los magistrados de la Sala Constitucional y sus suplentes.

La Sala de lo Contencioso ha dicho que no acatará a su par de lo Constitucional, que le ordenó no admitir ese recurso porque no le corresponde hacerlo.

Lo que estudia la Sala de lo Contencioso es el procedimiento del Congreso para nombrar a los magistrados de la Sala Constitucional y los suplentes, mientras el mismo órgano legislativo admitió que se equivocó en los requisitos para elegir a los funcionarios de segundo grado.

El arzobispo Alas aseguró en rueda de prensa que la intención de la Sala de lo Contencioso Administrativo es desarticular la Sala de lo Constitucional y eso iría contra la democracia del país.

"Vemos la intención al crear este conflicto. La verdadera intención es desarticular la Sala Constitucional. Esto no es secreto", enfatizó el prelado salvadoreño.

Alas, por otro lado, lamentó el escándalo que se ha desatado sobre los supuestos amaños de partidos de la selección de futbol y afirmó que esta situación ha "tocado las fibras más sensibles" de la población de este país.

"Nos apena muchísimo. Lamentamos mucho, la sociedad salvadoreña lamenta mucho que esto haya pasado", dijo el arzobispo.