Ajustan desfogue de presas hacia Tabasco ante temporada de lluvias

La Conagua toma ya medidas para evitar inundaciones o reducir riesgos en el vecino estado de Tabasco al comenzar en la región la temporada de lluvias que podría generar registros superiores a los 800 milímetros, estimó César Triana Ramírez.

En entrevista con Notimex, el director técnico del Organismo de Cuenca Frontera Sur de la Conagua, indicó al respecto que la presa "Peñitas", la más cercana a la planicie tabasqueña, mantendrá un desfogue promedio casi del orden de los 700 metros cúbicos por segundo.

Añadió al respecto que toman previsiones con el Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas entre Chiapas y Tabasco para reducir riesgos de inundaciones, y han acordado una extracción controlada de ese volumen en dicho embalse.

Todo ello, tomando en cuenta la capacidad de los cauces de los ríos en el vecino estado de Tabasco, hacia donde todo ese caudal se dirige.

Después de una etapa baja en precipitación derivada de la "canícula" que generó una disminución en la temporada de lluvias en junio, en julio estuvimos debajo de la climatología y a finales de agosto y septiembre vuelve a remontar el mayor volumen, señaló.

Al referirse a la expectativa de precipitación que incidirá en el desfogue hacia la planicie tabasqueña, el funcionario pronosticó que se intensificará en la última semana de agosto y en la primera de septiembre.

La zona de nublados en el golfo de Tehuantepec y las lluvias se meterán a Chiapas y comenzará a llover de manera importante por el orden de 100 milímetros diarios, abundó el funcionario de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Tendremos un promedio de precipitación de 70 a 150 milímetros, pero será una condición para entrar ya a la temporada mayor de lluvias, añadió el funcionario, quien previó precipitaciones superiores a los 600 milímetros.

Empero, fue claro al señalar que las presas sí tienen capacidad para administrar los escurrimientos correspondientes.

Agregó al respecto que los embalses de la cuenca del río Grijalva operan con normalidad, entre ellos la presa de la Angostura que se ubica al 63.73 por ciento de su llenado, y presenta una aportación de dos mil 046.76 metros cúbicos de agua por segundo.

En tanto, la extracción de esa misma presa es de tan solo 13.66 metros cúbicos por segundo, añadió el funcionario de la Conagua.

A su vez, la presa Chicoasén se ubica, también esta semana, en el 95.42 por ciento de su llenado, con una aportación de 387.96 metros cúbicos por segundo y una extracción en los 243.29 metros cúbicos por segundo.

Mientras tanto, la presa de Malpaso está al 68.60 por ciento de su llenado, su aportación se ubica en los 411.81 metros cúbicos por segundo y su extracción es de 494.21 metros cúbicos por segundo.

Finalmente la presa Peñitas registra un llenado del 92.01 de su capacidad, con una aportación de 698.26 metros cúbicos por segundo, desfogando hacia la planicie de Tabasco un volumen de 689.58 metros cúbicos por segundo.

De acuerdo con el funcionario de la Conagua, existe una gran capacidad a través de las presas para administrar los escurrimientos, principalmente a través de los embalses de Malpaso y Angostura, las más grandes del complejo Hidroeléctrico Grijalva.

Para el mes de septiembre, que es el mes más lluvioso en Chiapas, previó un promedio de 600 a 800 milímetros para las zonas Costa y Soconusco, para la Depresión Central unos 200 milímetros, y en las zonas Norte y Mezcalapa de unos 500 milímetros.

Añadió que lo relevante para la temporada de lluvias es que después de un septiembre promedio, esperan un octubre con un 25 por ciento por arriba de lo que normalmente llueve.

De tal forma, detalló que en la segunda mitad de la temporada de lluvias habrá abundancia de precipitaciones en la zona.

Podremos tener ascensos repentinos en los cuerpos de agua, también tendremos tormentas eléctricas muy violentas, comenzaremos la vigilancia en las zonas Costa y Soconusco, donde ha habido afectaciones por fuertes lluvias, refirió.

También recordó que en las comunidades localizadas debajo de la cota cinco en la zona de los esteros las inundaciones son anuales, y por ello, si es necesario, la autoridad correspondiente dispondrá desalojos, por lo que la población tendrá deberá ser obediente.