Se reportan preparados en Tabasco ante temporada de lluvias

El secretario de Gobierno estatal, Raúl Ojeda Zubieta, dijo que en materia de protección civil, la administración local se encuentra preparada para cualquier eventualidad ante la llegada de la temporada más intensa de lluvias.

Destacó que existe una estrecha colaboración con las instancias gubernamentales y, en ese sentido, el Ejército Mexicano está perfectamente coordinado con las autoridades locales de protección civil.

Además, apuntó que con los presidentes municipales existe comunicación y se han efectuado reuniones con los responsables del área en las localidades para estar listos ante alguna contingencia.

El planteamiento del gobierno, dijo, no es sólo la protección de la capital del estado, sino de otros municipios donde se presentan problemas en septiembre y octubre, los de mayor precipitación.

Expuso que el gobierno estatal ya se incorporó a un grupo de estudio coordinado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en cuanto al diseño del Proyecto Hidrológico para Tabasco.

Al respecto, el secretario de Ordenamiento Territorial y Obras Públicas, Manuel Ordóñez Galán, refirió que el nuevo Proyecto Hidrológico será incorporado al Atlas de Riesgo y al Programa Contra Contingencias.

Comentó que se cuenta con un grupo multidisciplinario en el que participan colegios y académicos locales para revisar el trabajo que realiza la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

El organismo federal, mencionó, tiene contratados los servicios del Instituto de Ingeniería de la UNAM, a fin de dar forma al Proyecto Hidrológico, que sustituyó al Plan Hídrico Integral de Tabasco (PHIT).

Por su parte, el delegado de la Conagua, Antonio Gutiérrez Marcos, precisó que el avance físico de las obras programadas para este año lleva un 30 por ciento.

De las 185 obras comprometidas como parte del Proyecto Hidrológico, 59 serán realizadas por los gobiernos estatal y municipales y 126 le corresponden a la Conagua.

En este sentido, dijo que la Conagua concluyó la estructura de control del río Carrizal "El Macayo" y la rehabilitación de estructuras y desazolve de cárcamos de bombeo en el sistema Carrizal-Viejo Mezcalapa.

En tanto, el dirigente de la Coparmex estatal, Daniel Vázquez Díaz, indicó que el sistema de alerta temprana implementado entre las empresas sigue vigente y en estas fechas comienzan a dedicarle personal para que la información esté actualizada.

Apuntó que los negocios adheridos a ese sindicato patronal que se localizan en zonas de riesgo son unas 200, de las cuales muy pocas han cambiado de lugar por diversas razones, entre ellas los servicios y el costo de movilizarse.

Sin embargo, apuntó que los empresarios prevén que por los avances en las obras y la información al respecto proporcionada por la Conagua y el gobierno del estado, "no debe haber problemas en esta temporada".

En Tabasco, además de los escurrimientos sin control que transitan por los ríos de la Sierra -Puyacatengo, Pichucalco, Teapa, La Sierra y Grijalva- y en la región oriental -el río Usumacinta-, también se reciben descargas de las presas del Alto Grijalva.

De las presas La Angostura, Chicoasén, Malpaso y Peñitas, el agua escurre por los ríos Mezcalapa, Samaria y Carrizal, donde éste último se une al río Grijalva aguas debajo de Villahermosa hasta desembocar al Golfo de México.

En octubre de 2007, las lluvias intensas provocaron el desbordamiento de todos los ríos, lo cual causó afectaciones a más de un millón de habitantes, principalmente en Villahermosa.