Integran 40 personas grupo de donadores de sangre en Cancún

Un total de 40 personas integran en Cancún un grupo de donadores altruistas de sangre que permite mantener en los niveles mínimos de abasto al Banco Regional de Sangre del hospital general "Jesús Kumate Rodríguez".

En entrevista, el responsable del lugar, Tharim Sadat Vital Cacique, añadió que estas personas donan sangre entre tres o cuatro veces al año, por lo que buscarán que más se involucren en este grupo o que lo hagan de manera individual.

En ese sentido, dijo que buscan incentivar a la población para que se involucre en este proceso y que el mensaje será claro, que con la donación de sangre se pueden salvar vidas y que nadie está exento de requerir una transfusión.

A su vez, consideró que es importante trabajar en coordinación con la sociedad y otras unidades de salud, ya que si alguna carece de unidades de sangre son apoyadas por el Banco Regional de Sangre.

El cual, agregó, es el único autorizado y certificado para obtener el tejido y tener una reserva considerable para hacer frente a cualquier contingencia.

A su vez, refirió que la donación altruista de sangre en Cancún es de menos del cinco por ciento del total, es decir el 95 por ciento siempre se consigue por oposición, o porque algún familiar o amigo requiere de una cirugía programada.

Por eso, el funcionario dijo que para poder persuadir a futuros donadores, el Banco Regional de Sangre ha realizado diversas campañas en coordinación con hoteleros y particulares para buscar la donación altruista.

Precisó que actualmente se manejan 700 unidades de sangre al mes, captando aproximadamente entre 25 y 30 donadores diarios y señaló que hasta el momento no se ha detectado que algunas personas lo hagan con fines de lucro.

Resaltó que en este esfuerzo participan empresas privadas pero que desafortunadamente la concurrencia es muy baja.

Comentó que el Banco Regional de Sangre ofrece servicio al sector público como el Instituto Mexicano del Seguro Social, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, la Secretaría estatal de Salud, así como a hospitales privados.

Mencionó que hay temporadas que el Banco de Sangre está prácticamente en desabasto, toda vez que es poca la reserva de unidades del tejido con la que cuentan.

Vital Cacique admitió que logran atender las necesidades de transfusión en las urgencias médicas y en las cirugías programadas, ya que es cuando se pide a los pacientes llevar a dos o tres donadores.

En ese sentido, explicó que la reserva es de alrededor de 300 unidades, mientras que las trasfusiones que realizan al mes es de 450 en promedio, pero que el problema se debe a que en Cancún no existe la cultura de la donación.

Recordó que la política de los últimos años que se ha implementado para las cirugías programadas es que todo paciente tiene que llevar donadores para tener unidades de sangre que soliciten los médicos, debido a que se pierde una cantidad importante de tejido durante la intervención y que se tiene que reabastecer el organismo.

Reiteró que en ocasiones enfrentan un desabasto de sangre, sobre todo en los grupos sanguíneos poco comunes como O negativo, A negativo y AB negativo, entre otros, sin embargo al tener comunicación con otras instituciones de salud, se cubren las necesidades al cien por ciento.

De igual forma, agregó que hay pacientes que 15 días antes de su cirugía acuden al Banco de Sangre para aportar una unidad, por lo que se denomina como autodonación.

Vital Cacique subrayó que es necesario que la ciudadanía valore que donar sangre es donar vida, porque se puede sustraer diferentes componentes con los que se puede ayudar hasta a cuatro o cinco personas distintas al mismo tiempo.

"Lo ideal sería que no se done sangre por obligación, debería ser de manera permanente, hay que recordar que nadie está exento de usar o necesitar una transfusión", concluyó.