Un peregrinar para conseguir donadores de sangre en Guerrero

Un peregrinar sufrió Ana María Martínez para poder obtener donadores de sangre en Acapulco, no fue hasta que llevo 6 personas para cumplir con el requisito.

Al someterse a un tratamiento de fecundación, en la ciudad de México, en el instituto nacional de Perinatologia, como foránea le pidieron realizarse un estudio en el puerto, para el cual necesitaba contar con donación de sangre.

Dicho requisito lo llevó a cabo el banco de sangre de la Secretaría de Salud, ubicado en la colonia Renacimiento, en la periferia del municipio.

Recuerda que pensó que el tramite sería sencillo y pidió a sus amigos mas cercanos ayudarles en la donación, ella se encargaría de pagar 53 pesos por cada prueba.

El primer intentó fue en vano, la donadora fue detectada con anemia y colesterol, no apta para donar. La segunda vez, se preparó y llevo dos amigos para evitar que sucediera lo mismo; una mujer y un hombre, ella de complexión robusta pero aparentemente sana, mientras que el varón deportista, delgado y de 23 años de edad.

"Con ellos pensé que sería mas fácil cumplir con el requisito, pero no fue así, también resultaron con problemas de anemia y colesterol, ahí pensé lo importante que era mantenerse saludable y ser donador".

Ana María recuerda que a cada uno de los donadores, los invitaba a desayunar, pese a no ser aptos, por trasladarse hasta el banco de sangre.

"Al final tuve suerte, encontré dos personas que fueron a donar sangre, a uno de ellos le pagué 700 pesos, estaba desesperada porque habían sido varios donadores y no lograba servir la sangre".

Expresó que cerca de mil 500 pesos se gastó en cumplir con el requisito, lamentó, que la practica de la donación sea un problema ante una emergencia y como se vuelve una necesidad sea un negocio para algunos.

"Al ir varias veces, me encontré a una señora que pagaba 500 pesos para recibir sangre, su hijo tiene cáncer y no tenia opción mas que buscar gente y pagarles a cambio de la vida de su hijo".

Al respecto, el secretario de Salud en el estado, Lázaro Mazón Alonso, reconoció que son pocos los donadores voluntarios que contribuyen a salvar una o varias vidas.

Exhortó a la población en todos los sectores a ser parte de la donación voluntaria, procedimiento que le permite al ciudadano mantenerse saludable, además de que el beneficio al donar se renuevan los glóbulos rojos.

De cada 100 personas que acuden a donar sangre, 92 lo hacen a la fuerza y sólo ocho de manera voluntaria.

Al año alrededor de 35 mil unidades se requieren, lo que se traduce en 100 donadores al día para cubrir las necesidades.