Busca Zapopan mejorar vida de ninis mediante Jóvenes con Porvenir

Dirigido a la población joven que no estudia ni trabaja (ninis), el Gobierno Municipal de Zapopan creó el programa pionero a nivel nacional Jóvenes con Porvenir, que busca rescatar al menos 10 mil ninis por año.

En entrevista con Notimex, la directora de Instituto de Capacitación y Oferta Educativa de Zapopan, Claudia Domínguez Sánchez, señaló que mediante este programa prevén reestructurar el tejido social de la comunidad cambiando la perspectiva de los jóvenes.

Indicó que a quienes ingresan a Jóvenes con Porvenir se les otorga una beca del 100 por ciento para capacitarse en un oficio, luego deben cumplir con 20 horas de servicio social comunitario y posteriormente ingresar a los centros de trabajo.

"Entre más chavos estén estudiando menos chavos habrá en las calles, disminuyen las pandillas, hay menos delincuentes y también menos suicidios, y por el contrario se tendrán más chavos con esperanza y más jóvenes felices haciendo y desempeñando algo que les guste", afirmó.

Manifestó que para que el programa tuviera la aprobación de todo el Cabildo de Zapopan fue necesario realizar un estudio completo sobre la situación que impera en Zapopan respecto a los ninis.

Añadió que el estudio arrojó que de los 353 mil jóvenes de entre 15 y 30 años que viven en Zapopan un 20 por ciento no estudia ni trabaja y "son ellos precisamente los que nos necesitan, en donde finalmente no se les da el pescado sino que se les enseña a buscarlo".

Explicó que se tiene la meta de que ingresen a los talleres 10 mil jóvenes por año, divididos en dos semestres, y con la posibilidad de acceso a tres cursos para que les cuente como nivel de diplomado o carrera técnica.

Aseguró que los Jóvenes con Porvenir están tan motivados que el índice de deserción es menor al 10 por ciento y en su mayoría es porque encuentran trabajo. "Nos hemos dado cuenta que lo que hace falta es inspirarse en algo, estos chavo tienen poca orientación y buscan como en quién verse", recalcó.

Consideró que a este sector de la población les falta tener diálogo con sus padres, tienen baja autoestima y no encuentran dónde enfocar sus sueños, por lo que este programa les motiva mucho porque al asistir a aulas de universidades privadas se dan cuenta que sí se puede, sólo es cuestión de buscar.

"Muchos estaban desanimados por el contexto que se presentaba en su vida, pero al asistir a un taller en una universidad reconocida ven que su esfuerzo bien vale la pena y su perspectiva cambia automáticamente", dijo.

Refirió que en la primera generación lograron egresar tres mil 500 jóvenes y para la segunda, que inicia clases el próximo lunes, se tendrán más de ocho mil estudiantes, quienes tienen la posibilidad de elegir entre 115 oficios.

Añadió que como parte de la formación se imparten tres conferencias que tienen que ver con desarrollo humano, cuestión de autoestima y con la concientización sobre la inserción laboral, para que sepan lo difícil que es encontrar un trabajo bien pagado.

"Cuando egresan tienen la opción de autoemplearse; seguir un nivel académico superior o concluir preparatoria o donde se hayan quedado; el emprendurismo más formal con toda la capacitación de cómo poner tu propia empresas más globalizada; y continuar con Jóvenes con Porvenir para salir más capacitado", apuntó.

Puntualizó que los talleres se imparten en las aulas de las propias escuelas de nivel superior del estado. "Para la primera generación tuvimos el apoyo de 18 instituciones y para esta segunda serán 32 universidades e instituciones", resaltó.

También comentó que buscan un convenio para anexar otra capacitación al curso, independientemente de que sea un oficio carpintería, laminado y pintura, contabilidad o gastronomía, para que reciban 20 horas de alfabetización digital.

Admitió que la tarea es ardua y que tienen mucho campo de acción en este sector de la población, para ello manifestó que continuarán acudiendo en cuadrillas a las colonias populares para invitar a participar en el programa a los ninis.

Dio a conocer que como este programa es pionero a nivel nacional, la Universidad de Stanford, California, empezó a hacerles una evaluación a partir de la primera generación de egresados.

"Les aplicaron una serie de cuestionarios para dar seguimiento a cada chavo y saber qué paso con ellos a un año o año y medio, así como para conocer el impacto en la colonias y la reducción de la delincuencia", comentó Domínguez Sánchez.

dijo que finalmente trabajan en la articulación del tejido social, pero lo que no se evalúa no se puede decir si sirvió o no.