Huye a Brasil senador boliviano acusado de corrupción

El senador opositor boliviano Roger Pinto Molina, quien enfrenta cargos en su país por corrupción pública, huyó a Brasilia, la capital de Brasil, anunció hoy el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia.

A través de un comunicado, divulgado por el portal de la estatal agencia ABI, la dependencia señaló que tras establecer contactos con la cancillería brasileña, se pudo determinar que Pinto Molina "huyó del país con destino a la República Federativa del Brasil".

"Al respecto, sobre el señor Pinto se encuentran vigentes cuatro arraigos o prohibiciones de abandonar el país por delitos comunes de corrupción pública con grave afectación económica al Estado boliviano", explicó.

Tras recordar que en uno de los casos el senador opositor recibió "sentencia condenatoria de primera instancia", la cancillería indicó que "la fuga del país, convierte al señor Pinto en un prófugo de la justicia boliviana".

"Por lo tanto, se activarán todas las acciones legales que correspondan, en este caso, tanto dentro del derecho internacional, de los convenios bilaterales, así como en el marco del propio Derecho Interno boliviano", enfatizó.

ABI recordó que desde el 28 de mayo pasado y hasta el viernes pasado, Pinto Molina se encontraba refugiado en la embajada de Brasil en La Paz.

Aunque Brasil le había concedido asilo a Pinto Molina en junio de 2012, no había podido salir de La Paz porque el gobierno le había negado un salvoconducto ya que lo consideraba una persona procesada por delitos comunes y no un perseguido político.

Medios locales señalaron que el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Brasil, Ricardo Ferraco, escoltó a Pinto Molina tras su arribo al aeropuerto de Brasilia, la madrugada de este domingo.