Rechazan FARC decisiones unilaterales de gobierno en diálogo de paz

El jefe guerrillero colombiano Iván Márquez, quien encabeza el equipo negociador de las FARC en los diálogos con el gobierno colombiano, rechazó que el Ejecutivo tome decisiones unilaterales en la negociación de paz que avanza en Cuba.

En entrevista con el diario El Tiempo, Márquez dijo que los temas de la agenda deben acordarse de manera bilateral, en alusión a la propuesta del presidente Juan Manuel Santos de someter a referendo los acuerdos que se logren en la mesa de diálogo.

"Si estamos en un proceso serio de concertación, de búsqueda de la concordia, nadie de manera unilateral puede tomar determinaciones sobre temas en discusión, contenidos en la agenda, ni colocar ritmos, ni fijar plazos", indicó el guerrillero.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) decidieron el jueves pasado hacer una "pausa" para analizar la propuesta de Santos de validar lo que se pacte en la mesa diálogo en una consulta popular que se haría en las elecciones de 2014.

Tras la suspensión temporal de la negociación por parte de la guerrilla, el mandatario colombiano ordenó el viernes a sus negociadores regresar a Bogotá, luego de advertir que en ese proceso quien decreta las pausas es el gobierno.

Después de reunirse este sábado con sus voceros en las conversaciones de paz, Santos dio instrucciones a sus representantes para que retornen a La Habana, Cuba, sede de la negociación, a fin de retomar la discusión este lunes.

Márquez afirmó que "los inamovibles son inconvenientes. Esta pausa es para la reflexión y para escuchar el sentir de la población, sobre todo en este momento de fervor popular donde la gente de todos los rincones clama porque la escuchen".

Con respecto al mecanismo de someter a consulta popular los eventuales acuerdos, el jefe rebelde afirmó que "ese es un tema de la agenda (acordada para negociar desde noviembre pasado) que debe abordarse y acordarse de manera bilateral en la mesa".

"Nadie desconoce que un acuerdo se construye conjuntamente y que la bilateralidad es clave. Pero la fortaleza del acuerdo sólo la puede dar el constituyente primario, verdadero garante de legitimidad y defensor de su propia soberanía", añadió.

Precisó que las organizaciones sociales y el pueblo en general "pueden tener la certeza de que no estamos fraguando nada a sus espaldas. Damos nuestros pasos de cara al país y hacia él dirigimos nuestras propuestas políticas y sociales".