Elimina Guatemala antiguo documento de identificación personal

La Cédula de Vecindad, una libreta de 10 páginas escrita a mano que desde 1931 identificó a los guatemaltecos adultos, dejó de tener vigencia a partir de hoy en este país centroamericano.

A partir de ahora la libreta de identificación de los guatemaltecos pasó a la historia y dejó su lugar a una moderna credencial de plástico, elaborada con tecnología de punta y dotada con un chip de información personal.

A partir de ahora el Documento Personal de Identificación (DPI) es el único documento válido para los trámites oficiales o particulares de los guatemaltecos.

La resolución de la pérdida de vigencia del antiguo documento quedó en firme luego que fue publicado el viernes en el Diario Oficial el decreto correspondiente.

Con el DPI, Guatemala entra "en la era biométrica en la identificación" de los ciudadanos, afirmó Rudy Gallardo, director del Registro Nacional de las Personas (Renap), institución responsable de documentar a los guatemaltecos y emitir la nueva credencial.

Desde que comenzó funciones el Renap en enero de 2009 ha expedido el DPI únicamente para los ciudadanos que cumplen la mayoría de edad -18 años-, pero tiene planes para comenzar en breve la emisión de la credencial también a los menores de edad.

Según las autoridades, el nuevo documento de identificación era necesario, pues por años se tuvo el problema de la falsificación de la Cédula de Vecindad, autorizada y expedida por los 334 municipios del país.

Por la falta de controles y no estar concentrada su emisión en una autoridad instituida para el efecto, fue común el uso fraudulento de la cédula, que con una letra y dígitos identificaba a los ciudadanos de cada unos de los 22 departamentos del país.

La Cédula de Vecindad en Guatemala, que cuenta con 15 millones de habitantes, quedó sin validez por una sentencia de la Corte de Constitucionalidad (CC) que obliga a los ciudadanos a tramitar el nuevo DPI, aprobado por el Congreso Nacional en 2008.

La CC rechazó en definitiva dos acciones de inconstitucionalidad planteadas en el 2012 por el titular de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), Jorge de León, y el diputado Amílcar Pop, quienes buscaban que se ampliara el plazo de vigencia de la cédula.

De acuerdo con magistrados de la CC, no hay necesidad de mantener en vigencia la cartilla, que data de 1931, una vez que el Renap continúa la sustitución de la Cédula de Vecindad por el nuevo documento de identificación.

El director del Renap señaló que desde enero de 2009, cuando comenzó el proceso de emisión del nuevo documento de identificación, se han registrado más de 8.3 millones de guatemaltecos que obtuvieron su DPI.

La caducidad de la cédula estaba prevista en un principio para el 31 de enero del 2010, pero se amplió hasta la fecha a petición del titular de la PDH y del diputado Pop, por estimarse que miles de guatemaltecos quedarían indocumentadas.

La ley que originó la Cédula de Vecindad fue aprobada en 1931 para identificar a los guatemaltecos y extranjeros (residentes en Guatemala) comprendidos entre los 18 y 60 años de edad.

La primera cartilla, con número de orden A001 (correspondiente al departamento de Guatemala) y Registro 0001, fue entregada el 31 de diciembre de 1931 al entonces presidente de Guatemala, Jorge Ubico, quien autorizó la Ley de Cédulas.

Según registros, la primera mujer en recibir el documento fue Adriana Irungaray de Escobar, maestra de educación primaria, con el número 511, seguida por Ernestina Morales de González, ama de casa, con el número 523 (Registro Civil de la ciudad de Guatemala).

Los Acuerdos de Paz, firmados por el gobierno y la guerrilla el 29 de diciembre de 1996, incluyeron la iniciativa del cambio de Cédula de Vecindad por el Documento Único de Identidad (DUI), que luego pasó al definitivo DPI.

En 2004, el Congreso modificó la Ley Electoral y ordenó la creación del Registro Nacional de las Personas (Renap), y el 2 de enero de 2009 se inició la emisión del nuevo documento.