Propone diputado nueva fórmula para integración de la ALDF

Aunque el proceso para alcanzar la reforma política del Distrito Federal está en curso, el legislador José Valentín Maldonado Salgado propuso al Congreso cumplir su obligación de acatar lo dispuesto en la Constitución sobre la nueva fórmula para la integración de la Asamblea Legislativa (ALDF).

Recordó que el 9 de agosto de 2012 se publicaron en el Diario Oficial de la Federación los cambios a la Constitución en materia de reforma política, entre los cuales se incluía lo relativo a la Asamblea capitalina.

En aquel entonces, dijo, se emplazó a realizar en un año las adecuaciones correspondientes al Estatuto de Gobierno del Distrito Federal, pero el Congreso de la Unión no ha cumplido.

Ante esta situación propuso una reforma política más profunda a través de cambios al Artículo 122 de la Constitución, donde se norma lo relativo al Distrito Federal.

"Por lo pronto debemos hacernos cargo del rezago que traemos pendiente desde la legislatura pasada en la que se modificó la cláusula de gobernabilidad que existía en la integración de la ALDF".

Hizo notar que la llamada "cláusula de gobernabilidad" consistía en garantizar al partido que obtuviese más de 30 por ciento de la votación para diputados locales y el mayor número de constancias de mayoría para los mismos la asignación de los llamados "diputados de representación proporcional", hasta obtener 50 por ciento más uno en la ALDF.

Apuntó que la reforma de 2012 elimina esta "cláusula" y se inserta un texto para que la ALDF se integre con una fórmula similar a la de la Cámara de Diputados, de modo que ningún partido exceda en ocho puntos su porcentaje de votación total emitida en su representación por ambos principios.

"Es decir, que aunque se concede una sobrerepresentación al partido que gane la mayoría acota el umbral monumental que existía", acoto.

Alertó sobre las consecuencias de un incumplimiento antes de la próxima elección de diputados locales en el Distrito Federal, por lo cual lo óptimo es que los legisladores federales cumplan su responsabilidad de adecuar el Estatuto de Gobierno del Distrito Federal a lo establecido en la Constitución.

Con ello, subrayó el legislador federal perredista, se evitaría que cualquier tipo de inconsistencia se utilice en tribunales para vulnerar los resultados de las elecciones y los mecanismos democráticos de asignación de curules conforme a los principios de representación vigentes.

Mencionó que esta reforma preserva el planteamiento según el cual ningún partido político podrá tener más de 40 diputados de los 66 que integran la ALDF por ambos principios (de mayoría y de representación proporcional).