Inicia ONU acopio de evidencia de posibles ataques químicos en Siria

La Organización de Naciones Unidas (ONU) comenzó a reunir evidencia sobre el presunto uso de armas químicas en Siria, aunque lo ha hecho desde fuera de las fronteras de este país, que aún no da permiso para que una comisión investigadora ingrese a su territorio.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, manifestó que el equipo investigador de avanzada de la comisión se ha ubicado en Chipre, desde donde "ha estado reuniendo los datos que ha podido y analizando esa información. Estas actividades incluyen posibles visitas a capitales relevantes".

Ban expresó en una reunión con la prensa que pese a los avances que se realicen fuera de Siria, "una investigación creíble y amplia requiere el acceso irrestricto a los lugares donde se supone que fueron usadas las armas químicas".

Por ello, urgió este lunes al gobierno de Siria a permitir sin retrasos ni condiciones el acceso a su territorio de la comisión investigadora del presunto uso de armas químicas.

Antes de una reunión con Ake Sellstrom, líder de ese equipo, el titular de la ONU reiteró que la comisión está lista para ser desplegada en un plazo de 24 a 48 horas, una vez recibida la autorización para iniciar su trabajo en Siria.

Asimismo, se refirió de nuevo al informe de inteligencia de Estados Unidos sobre el probable uso de armas químicas en Siria y aseguró que lo toma con seriedad, por lo que insistió en que la comisión pueda realizar su labor para establecer los hechos y aclarar cualquier duda.

Casualmente, hoy se conmemora el Día Mundial del Recuerdo de Todas las Víctimas de la Guerra Química, lo que Ban aprovechó para llamar a los países que no lo han hecho -como Corea del Norte, Israel y Siria- a sumarse a la Convención de la ONU sobre este tipo de armamentos.

En un comunicado por separado, el máximo funcionario de la ONU condenó hoy el ataque al convoy en que viajaba el primer ministro sirio, Wael Al-Halki, y exhortó a detener la violencia en ese país.