Fustiga Funes a derecha salvadoreña por criticar anteproyecto social

El presidente salvadoreño Mauricio Funes criticó hoy a la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y al gran empresariado por querer desacreditar la iniciativa gubernamental de Ley de Desarrollo y Protección Social.

"Estamos volviendo a escuchar cantos de sirena, críticas a ciertos programas" por parte de líderes de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), diputados de Arena y su candidato presidencial, Norman Quijano, "lo cual lamento", señaló Funes.

En su habitual espacio radial de los sábados, el mandatario indicó que no se vale descalificar por adelantado un proyecto de ley que está aún en elaboración, por lo que todavía no lo firma para enviarlo a la Asamblea Legislativa para su estudio y aprobación.

Criticó las declaraciones del presidente de la ANEP, Jorge Daboub, quien se refirió a la propuesta del Ejecutivo como "algo así como la legalización del populismo y la demagogia que genera más pobres".

"Oigan bien lo que hay detrás de esta concepción", advirtió el gobernante, al agregar que ese dirigente empresarial "no entiende que el gasto social no es despilfarro. No entiende que invertir en los pobres no es despilfarro".

Citó también otras frases de Daboub, quien afirmó que esta ley busca "dejar amarrado al próximo presidente (...) para que no pueda tener sus propias políticas, decisiones y proyectos para sacar adelante al país, sino que quiere que se legalice lo que él (Funes) ha estado haciendo, que ha sido un fracaso".

Funes retó a Daboub a que le explique a la población que esas políticas sociales han sido un "fracaso rotundo".

Mencionó medidas aplicadas por su gobierno como entregar uniformes, zapatos, útiles escolares y alimentos a estudiantes, así como la pensión universal para los adultos mayores, entre otros beneficios.

Consideró que esas declaraciones lo que hacen es ratificar que tanto Arena como sus aliados "quieren terminar con los programas sociales".

Funes dijo que con el anteproyecto criticado por Arena, su administración busca que ningún gobierno, cualquiera que sea, suspenda los exitosos programas que a lo largo de cuatro años han beneficiado a la población más vulnerable del país.