Afirma diputada que llegó la hora de avanzar en materia educativa

La secretaria de la Comisión de Educación en la Cámara de Diputados, Adriana Fuentes Téllez, afirmó que llegó la hora de avanzar en materia educativa y para ello se requiere vencer resistencias y romper inercias de los últimos 12 años, en el que el gobierno se desatendió de esa y otras responsabilidades.

Sentenció que de nada serviría legislar si no se aplicara la Ley en el país.

En respuesta a un cuestionamiento sobre la aplicación del Estado de Derecho y la rendición de cuentas, sostuvo que las reformas al IFAI que se aprobaron en el período extraordinario, así como dos de las leyes secundarias en materia de educación son un avance en dos de los sectores más sensibles en el país.

Como lo señala la Reforma Constitucional que se hizo al Artículo Tercero de la Carta Magna, en el período ordinario, o antes si hay condiciones, se aprobará la Ley del Servicio Profesional Docente, expuso.

"Debemos entender todos los involucrados que el país no puede esperar más en materia educativa, como en muchas otras. Tenemos un rezago de al menos 20 años en el sector y no habrá un futuro certero para una Nación que no imparte una enseñanza de calidad", comentó.

Indicó que "habría que voltear a ver por ejemplo a los países de Asia. En menos de una generación nos dejaron atrás porque hicieron y aplicaron una reforma educativa, científica y tecnológica".

Continuó: "Aquí llegó la hora de avanzar, pese a las resistencias. Hay que vencerlas y romper la inercia de los últimos doce años, en que el gobierno se desentendió de esa y otras responsabilidades".

Es necesario, dijo, que México cuente con una nueva ley que obligue a la evaluación de los maestros, ya que es la única manera de mejorar la calidad de la educación.

Por lo tanto, sentenció, no podrá posponerse porque un grupo de mentores y otros interesados políticos vengan a bloquear los accesos a los recintos parlamentarios.

La diputada del Revolucionario Institucional, explicó que Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, contará con autonomía constitucional y tendrá atribuciones para evaluar el desempeño, calidad y el resultado del Sistema Nacional de Evaluación. Se asegura el cumplimiento de los principios constitucionales en materia educativa.

Comentó que los padres de familia deben conocer que la evaluación de los maestros contribuye a mejorar la calidad de la educación, orienta la formulación de políticas educativas, ofrece información sobre el grado de cumplimiento de los objetivos, mejora la gestión escolar y fomenta la transparencia y la rendición de cuentas.

Aclaró que los maestros, son servidores públicos que se deben a la sociedad y le deben de rendir cuentas, señaló Fuentes Téllez.

Cuestionada sobre la reforma al IFAI, señaló que es un gran avance en materia de combate a la opacidad y por tanto a la corrupción.

"Todos estaremos más obligados a rendir más y mejores resultados, incluidas las Cámaras de Diputados y Senadores, que deben fortalecer los órganos de información y transparencia", aseveró.

Señaló que el dictamen que ahora deberá aprobarse en la Cámara Alta, contempla ampliar el catálogo de sujetos obligados en materia de transparencia como los Poderes de la Unión, organismos autónomos, fondos públicos, personas físicas y morales, sindicatos, partidos políticos y fideicomisos públicos y privados que reciban recursos del erario.

También, indicó, se obliga a preservar la información que derive del ejercicio de las funciones de los sujetos obligados; se ratifica la inatacabilidad de las resoluciones del órgano autónomo; concede facultades al Congreso de la Unión para expedir la ley general que desarrollará las bases, principios generales y procedimientos para la transparencia y el acceso a la información.

Asimismo, agregó, concede facultades para expedir la ley general que regule la organización y la administración de los archivos y del funcionamiento de su sistema general; además, la Cámara de Senadores tendrá la facultad de nombrar a los comisionados de este órgano autónomo.

Expresó que nadie tendría por qué temer a la rendición de cuentas. mucho menos poner reservas para hacer transparente el manejo y aplicación de dinero que es público.

Finalmente, dijo que es tiempo de acabar con la opacidad y de exigir cuentas claras a quienes tengan un peso del erario público, por ello se aprobó la reforma, afirmó.