Hombres mayores de 40 años deben hacerse prueba de cáncer de próstata

Arturo Mendoza, especialista en cáncer de próstata, hizo un llamado a todos los hombres mayores de 40 años a hacerse cada año los estudios correspondientes para conocer si padecen cáncer de próstata, mal que afecta a alrededor de la mitad de las personas del sexo masculino y que, de detectarse a tiempo, es totalmente curable.

"El cáncer de próstata es el más frecuente de los cánceres en los hombres por arriba de los 40 años de edad. Si en nuestro país la mitad son hombres y el resto mujeres y del sexo masculino la mitad es mayor de esa edad, esto nos da una idea de la cantidad de personas que están en riesgo".

En el marco del Foro Urología Avanzada "Punto de Encuentro", el experto detalló que la próstata es un órgano que está por debajo de la vejiga y su función es producir el líquido prostático; o sea, el semen.

"Puede aumentar de tamaño conforme la edad avanza, lo que es un crecimiento benigno. También puede tener un proceso infeccioso, una prostatitis y el otro padecimiento que le afecta es el cáncer, que es un crecimiento desordenado, agresivo, que invade a los tejidos vecinos y que puede salirse de ese órgano e irse a otros, como los huesos".

En entrevista, el experto dejó claro que el cáncer de próstata, cuando se detecta a tiempo y se trata adecuadamente, es completamente curable.

Añadió que la manera de hacer la detección es muy sencilla: mediante una exploración física completa, que incluye un tactorectal, y a través de un examen de laboratorio que se llama antígeno prostático específico.

Cuando después de realizarse esos estudios hay sospechas de que se tiene el mal se debe realizar uno nuevo: antígeno prostático específico, y tomar biopsias.

Si está localizado en la próstata y no se ha salido de ahí se puede curar completamente extirpando la próstata o mediante radiación.

Si ya hay ramificaciones, aunque no se puede curar, hay muchos recursos de tratamiento para que el paciente pueda vivir muchos años, incluso 10, a pesar de tener un cáncer avanzado, a base de medicamentos.

"Desafortunadamente, esos casos, siempre, dejan de llegar a responder y hay que usar otro tipo de tratamientos más agresivos como quimioterapia".

En relación a la prevención, Arturo Mendoza recomendó llevar una vida sana. "De los factores que se conoce como predisponentes es el sobrepeso y la dieta excesiva en grasas animales, de tal manera que llevar una vida saludable, mantenerse en peso y hacer ejercicio, sirve para prevenir el mal".

Abundó que se ha hablado mucho de los licopenos, sustancia que se encuentra en el jitomate y la zanahoria. "Afortunadamente, la dieta del mexicano incluye mucho estas verduras, lo que puede explicar el hecho de que este mal sea menos frecuente que en otros países".