Sentencian en EUA a clérigo musulmán a 25 años por terrorismo

Un clérigo musulmán anciano fue sentenciado hoy por un juez federal de Estados Unidos a 25 años de prisión por cargos de terrorismo, al proveer financimiento al movimiento Talibán en Pakistán.

Hafiz Khan, de 77 años, un sacerdote musulmán que operaba en una mezquita del centro de la ciudad estadunidense de Miami, Florida, escuchó la sentencia dictada por el juez Robert Scola.

Khan, quien se encuentra en el Centro Federal de Detención de Miami desde mayo de 2011, fue declarado culpable por un jurado en marzo pasado de cuatro cargos de conspiración para proveer apoyo material a terroristas y organizaciones terroristas extranjeras, así como prestar apoyo en ambas conspiraciones.

El anciano fue encontrado culpable de conspirar para enviar alrededor de 50 mil dólares a los talibanes paquistaníes con el objetivo de financiar una misión contra intereses estadunidenses en el extranjero, entre 2008 y 2010.

La fiscalía no pudo demostrar que los talibanes realmente recibieron el dinero, pero las conversaciones telefónicas de Khan registradas por la Oficina Federal de Investigación (FBI) mostraron que quería los fondos para ayudar a una organización terrorista.

Hacia el final del juicio, el imán declaró que envió el dinero para mantener a su madrasa -escuela religiosa- en la zona del valle de Swat, en Pakistán, cerca de la frontera con Afganistán.

Así como para ayudar a sus familiares y las personas pobres que quedaron atrapadas en el fuego cruzado de la guerra entre el ejército paquistaní y los talibanes.

Los investigadores argumentaron que la madrasa es una escuela donde se enseña la sharia -ley sagrada del Islam- y los niños aprenden a matar soldados estadunidenses.

Khan también fue citado en conversaciones telefónicas alabando las acciones de militantes del Talibán contra los gobiernos de Pakistán y Estados Unidos.

Además, el clérigo dijo que deseaba que estadunidenses murieran en la búsqueda de Osama bin Laden, y expresó sus deseos para que resultara exitoso un complot para realizar un atentado en el Times Square de Nueva York.

Durante el juicio, la fiscalía caracterizó a Khan como un simpatizante terrorista, partidario del Talibán y mentiroso patológico, mientras su defensa argumentó que las intenciones de su cliente eran buenas.

El caso se inició con el encausamiento de seis personas en mayo del 2011, pero Khan fue el único que fue a juicio.

A dos de sus hijos: Izhar e Irfan, les fueron retirados los cargos, mientras que tres acusados más se encuentran libres en Pakistán, país que no extradita a sus ciudadanos para enfrentar cargos criminales en Estados Unidos.

Este es el caso más significativo de terrorismo en Florida, desde que Estados Unidos declaró culpable en 2007 al hispano José Padilla de cargos similares por apoyar a la red Al Qaeda.

Este tipo de cargos se amparan en las leyes puestas en vigor tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, con base en las cuales, el gobierno de Washington ha acusado a personas de enviar fondos a grupos que considera terroristas.