Atribuye alcalde de San Diego su renuncia a "histeria de linchamiento"

Bob Filner renunció hoy a la alcaldía de San Diego y en su mensaje al cabildo de gobierno atribuyó su dimisión a la "histeria de linchamiento" que se construyó en torno a las acusaciones de acoso sexual en su contra.

"Nunca acosé a nadie", declaró el ahora ex alcalde, de 70 años, quien aseguró que fue blanco de una campaña y que no tuvo más opción que renunciar al cargo.

Afirmó que en la campaña en su contra, "los rumores se convirtieron en alegatos, los alegatos en hechos y los hechos en pruebas, pero ni un solo caso ha sido comprobado independientemente, ni en una corte".

Filner consideró que al final, la histeria creada en torno al acoso sexual se convirtió en "una histeria de linchamiento".

Al despedirse del cabildo de gobierno, Filner se disculpó con las mujeres que aseguraron haber sido víctimas de acoso sexual, con la ciudad y con el personal de su oficina.

"A todas las mujeres que ofendí, no tenía intención de ser ofensivo ni de violar su espacio físico o emocional, señaló el ex alcalde, quien, sin embargo, insistió en que no cometió acoso sexual.

Un total de 18 mujeres acusaron en las últimas seis semanas a Filner de acoso sexual.

La mayoría de las involucradas, incluida la mujer que presentó una demanda civil, estuvieron representadas por Gloria Allred, una abogada de celebridades de espectáculos que dirige un reallity show en Los Ángeles, California.

En tanto, algunos medios de comunicación locales que apoyaron abiertamente la campaña contra Filner ahora se han enfocado en repasar la lista de potenciales sutitutos.

La lista es encabezada por el vicepresidente de la empresa Qualcomm, Nathan Fletcher, quien fuera republicano y hace unos meses se convirtió en demócrata, y el ex regidor republicano, Carl DeMaio.