Condenan a cadena perpetua a soldado de EUA que mató a 16 afganos

Un jurado militar condenó hoy a cadena perpetua al sargento del ejército estadunidense Robert Bales, quien se declaró culpable de la muerte de 16 civiles afganos en la provincia de Kandahar en marzo de 2012.

Bales, de 39 años, ofreció durante el juicio disculpas por los asesinatos, a los que calificó como un "acto de cobardía".

"Estoy verdaderamente, verdaderamente apenado por aquellas personas cuyas familias fueron muertas", dijo el sargento ante el jurado en la base militar MacChord, en el estado de Washington.

La sentencia contra Bales, originario del estado de Ohio, no incluye la posibilidad de obtener libertad bajo palabra.

Durante el proceso legal, sus abogados justificaron sus acciones contra mujeres y ninos inocentes bajo el argumento de que el soldado padecía estrés post traumático, además de presentarlo como un padre ejemplar.

En contraste, un grupo de nueve afganos testificaron en el juicio sobre las vejaciones cometidas por Bales, quien sacrificó a las víctimas frente a sus familiares, además de que a varias les prendió fuego.

Bales se declaró culpable en junio pasado en espera de obtener la posibilidad de quedar en libertad bajo palabra, pero el jurado militar optó por la cadena perpetua.