Plantean solución en Siria, mediante órganos internacionales

Representantes diplomáticos de México y Guatemala se pronunciaron por encontrar una salida a la situación que se vive en Siria, mediante la intervención de los organismos multilaterales.

En la Primera Reunión del Mecanismo de Consultas Bilaterales México-Guatemala sobre Temas Multilaterales, ambas delegaciones analizaron los avances en las negociaciones intergubernamentales sobre la reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y los posibles escenarios ante el próximo periodo de sesiones.

Asimismo, según un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores, se reconoció la labor de las Misiones Políticas Especiales de Naciones Unidas, y se subrayó la necesidad de hallar la mejor manera de financiarlas y hacerlas más transparentes y efectivas.

Los representantes de México, encabezados por el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Juan Manuel Gómez Robledo, y Guatemala hablaron del problema mundial de las drogas, y manifestaron la disposición de sus respectivos gobiernos de trabajar en forma conjunta en los foros multilaterales relevantes.

En particular, coincidieron en evaluar las políticas instrumentadas en los últimos años, para determinar su nivel de eficacia frente a los desafíos que se presentan, en particular con relación a la demanda de sustancias ilícitas.

Los representantes diplomáticos de México y Guatemala no sólo dieron la bienvenida al debate internacional, sino que exigieron que se lleve a cabo en el ánimo de generar nuevos consensos.

Entre los asuntos vinculados con la agenda de desarme y no proliferación, hicieron referencia a la Conferencia Internacional sobre el Impacto Humanitario de las Armas Nucleares que hospedará México en febrero de 2014, y reiteraron su compromiso con la ratificación y entrada en vigor del Tratado de Comercio de Armas.

En materia de derechos humanos, subrayaron la importancia de mantener y fortalecer el diálogo en el marco de los principales foros internacionales relacionados con el tema.

Asimismo, México reiteró la importancia de mantener el papel central del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, siendo éste el órgano por excelencia para generar una auténtica cooperación internacional a favor de la protección y promoción de los derechos humanos.

En el mismo tenor, se abordó el vínculo entre derechos humanos y los pueblos indígenas, al cual ambos países otorgan una alta prioridad, por lo que confirmaron su compromiso con los esfuerzos que se realizan en los foros multilaterales para seguir impulsando el tema en el plano internacional.