Violencia en Siria ha causado un millón de niños refugiados: ONU

Luego de casi dos años y medio de que iniciara, el conflicto en Siria ha causado que más de un millón de niños huyeran de la violencia en el país con el fin de buscar refugio en el exterior, apuntaron hoy agencias de la ONU.

Asimismo, de acuerdo con estimaciones de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), más de siete mil niños han perdido la vida desde que el conflicto en Siria iniciara en marzo de 2011.

Las agencias alertaron además que el conflicto ha causado que más de dos millones de niños hayan tenido que desplazarse de sus lugares de origen para buscar un lugar donde pudieran estar seguros dentro de Siria.

Los organismos de la ONU calificaron la cifra de menores refugiados como "un hito de la vergüenza", debido a que los niños de Siria se encuentran agotados, deprimidos y traumatizados.

Alertaron también que los niños sirios son vulnerables a ser explotados en el trabajo, a los casamientos tempranos y al tráfico sexual.

"Debemos compartir la vergüenza, porque mientras trabajamos para aliviar el sufrimiento de aquellos afectados por la crisis, la comunidad global ha fallado en su responsabilidad con sus niños", dijo Anthony Lake, director ejecutivo de UNICEF.

Explicó que los niños sirios experimentan horrores que la mayoría de las personas "apenas pueden alcanzar a comprender", y que la comunidad internacional debía preguntarse cómo era posible que siguiera fallando, con su inacción, a la niñez de Siria.

En total, de acuerdo con las agencias de la ONU, más de 768 mil niños refugiados fuera de Siria tienen menos de 11 años de edad.

Por su parte, el director general de ACNUR, Antonio Guterres, alertó del peligro de que los menores refugiados de Siria se conviertan en víctimas de explotación laboral y sexual, y de trata humana.

Llamó por ello a la comunidad internacional a que aumente masivamente el apoyo a todas las agencias humanitarias que trabajan en Siria y los países vecinos para que éstas continúen sus esfuerzos de aliviar el sufrimiento de los niños.

Las agencias de la ONU estiman que para atender las necesidades de los refugiados se necesitan unos tres mil millones de dólares.