Debe compararse iniciativa energética de Ejecutivo con la de PAN y PRD

Es imperativo que los ciudadanos se informen de los términos de la iniciativa de reforma energética propuesta por el presidente, Enrique Peña Nieto, y compararla con la de otros partidos políticos, señaló Irazema González Martínez, vicecoordinadora de Gestión Social del Grupo Parlamentario del PRI.

La legisladora afirmó que la propuesta del Partido de la Revolución Democrática no es excluyente de la del Partido Revolucionario Institucional, pues coinciden en que ambas prevén quitar a Petróleos Mexicanos del presupuesto y aumentar los ingresos de manera diferente.

En este sentido, mencionó que Canadá y Estados Unidos, principales importadores de petróleo mexicano, "están a punto de ser cien por ciento auto sustentables". Por lo que nuestro país, dijo, debe ser más eficiente en extracción y producción y estar a la altura de sus competidores.

La secretaria de la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados agregó que la meta es producir 3.5 millones de barriles diarios de petróleo.

González Martínez hizo notar que incluso países como Corea del Norte, Cuba y Venezuela, han transitado a esquemas como los propuestos en esta iniciativa.

Todos los cambios propuestos en el régimen fiscal implicarían una inversión de 35 mil millones de dólares; sin embargo, para poder competir de manera rentable habría que invertir más de 65 mil millones de dólares, lo que hace "indispensable la participación privada".

Mencionó que "esta inversión evitará que nuestro país se endeude, incentivando como dice la reforma energética, la proveeduría de empresas mexicanas".

Sobre la transparencia en el uso de los recursos en Pemex, expresó que la iniciativa de reforma energética propuesta por el jefe del Poder Ejecutivo contempla la creación de una sola área de compras para limitar los riesgos.

"Tenemos que darle valor a nuestra infraestructura, haciéndola más eficiente, para que la utilidad de nuestro petróleo llegue a todos los sectores", añadió.

Precisó que el gobierno federal frente a Pemex, "tiene que actuar como dueño, no como recaudador, pues la paraestatal no debe funcionar como si fuera una dependencia de gobierno".

"Un ejemplo es que a la paraestatal no se le reconocen los gastos para explorar y extraer dentro de su presupuesto, por lo tanto, no hay utilidad, "y si no hay utilidad no se cobra el Impuesto Sobre la Renta", agregó la integrante de la Comisión de Energía.

La diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) aseguró que cambiando este régimen fiscal se podría aumentar hasta en nueve mil 500 millones de dólares la utilidad y en siete mil 500 millones de dólares la inversión en materia petrolera.

"Sin embargo eso equivaldría a un nueve por ciento de la inversión petrolera que hace Estados Unidos, lo que hace indispensable la participación privada y obtener utilidades", indicó.

La reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto es la única manera de garantizar que los mexicanos recibamos más utilidad de nuestra riqueza, enfatizó.