Imprimió Simone Weil su sensibilidad en textos

Bajo la premisa de que para comprender las luchas obreras hay que compartir las condiciones de vida del proletariado, la filósofa social, mística y activista política francesa Simone Weil, fallecida el 24 de agosto de 1943, abandonó la docencia para trabajar en una de fábrica; experiencia que describió en "La condición obrera (1951).

Weil nació el 3 de febrero de 1909 en París, Francia, en el seno de una familia judía agnóstica de clase media, en la que recibió gran afecto, lo que fomentó su desarrollo intelectual.

Su padre fue un médico que viajaba con frecuencia de una ciudad a otra escapando de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), y su hermano André se convirtió muy pronto en un brillante matemático, lo que para muchos motivó la arrolladora autoexigencia personal de Simone.

Aunque de pequeña solía enfermarse con frecuencia, desde temprano se manifestaron en ella un gran potencial intelectual, así como una inmensa capacidad de conmoverse ante las situaciones adversas del prójimo, reseñan sus biógrafos.

Una anécdota refiere que a la edad de cinco años, al ver el infortunio de otros niños de su edad, decidió privarse de golosinas y obsequiárselas a aquellos desdichados.

Durante su adolescencia estudió con gran entusiasmo Literatura y Filosofía clásicas, y bajo el impulso intelectual de sus padres acudió a los más prestigiosos liceos, donde recibió una fuerte cultura humanista de la mano de sus profesores.

Al mismo tiempo se entusiasmó con la lectura de "Los diálogos", de Platón, y de obras clásicas de los filósofos René Descartes, Emmanuel Kant y Baruch de Spinoza, al mismo tiempo que comenzó a familiarizarse con la doctrina marxista.

A los 19 años ingresó con la calificación más alta a la Ecole Normale Superiore, seguida en segundo lugar por la reconocida escritora e intelectual Simone de Beauvoir.

En 1936 se unió a los republicanos durante la Guerra Civil en España (1936-1939), frente en el que trabajó como cocinera de campo, cita el portal de Internet "biografiasyvidas.com".

Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), el origen judío de Weil le impidió impartir cátedra en la Francia ocupada. Viajó entonces con sus padres a Estados Unidos, pero pronto se trasladó a Inglaterra para colaborar con la resistencia francesa.

De acuerdo con la página web "antroposmoderno.com", infectada de tuberculosis, Simone Weil el 24 de agosto de 1943, intentando subsistir con las mismas raciones que tenían sus compatriotas franceses bajo la ocupación alemana.

Los escritos principales de Weil, publicados después de su muerte, muestran su oposición al concepto de progreso desarrollista que había en la época y, como cristiana platónica, hacía hincapié en la condición absoluta de Dios.