Deja 15 muertos enfrentamiento entre reos en cárcel boliviana

Al menos 15 muertos y medio centenar de heridos dejó hoy un enfrentamiento de reclusos del penal de Palmasola, en la oriental ciudad boliviana de Santa Cruz, informó la estatal agencia ABI.

De acuerdo al reporte de las autoridades, el violento choque entre reos del penal de Palmasola se registró en la madrugada de este viernes y se extendió durante dos horas, dejando según las primeras investigaciones 15 fallecidos y medio centenar de heridos.

"De acuerdo con la investigación preliminar al momento se tiene 15 muertos y 50 heridos a raíz de una pelea entre los privados de libertad por una pugna de poderes", dijo el comandante de la Policía, Alberto Aracena.

Subrayó que "estoy hablando de un aproximado de 15 personas que habrían perdido la vida. Pido a los familiares tranquilidad, hemos desalojado a los heridos a diferentes centros de salud", al tiempo que anunció que la Policía ya retomó el control del penal.

Aracena indicó que, según las indagaciones preliminares, el enfrentamiento se habría producido por una pugna de poder entre los reos del bloque A y B del sector Chonchocorito, del centro penitenciario de Palmasola.

El portal digital del diario boliviano La Razón, en tanto, informó que "un funcionario desplazado hasta el lugar por el representante del Defensor del Pueblo en Santa Cruz dijo que hay al menos 60 heridos y que entre los muertos se encuentra un niño".

El responsable de atención a la ciudadanía de la Defensoría del Pueblo en Santa Cruz, Celso Parada, indicó por su parte que constató en el lugar que hay más de medio centenar de heridos y que la cifra de muertos sería mayor a la proporcionada por Aracena.

Parada indicó a La Razón que entre los fallecidos se encuentra un menor, cuyo cuerpo quedó calcinado debido a un incendio que fue provocado por la explosión de una garrafa cuando comenzaron los enfrentamientos.

El funcionario, sin embargo, pidió esperar resultados oficiales, que serán proporcionados en las próximas horas por el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

El fiscal general, Roberto Ramírez, anunció por su parte que "se instruyó la conformación a una comisión de fiscales para coadyuvar las investigaciones que comenzaron en el Ministerio Público" en Santa Cruz.