Reporta Policía 175 detenidos en protestas sociales en Colombia

Al menos 175 personas fueron detenidas, mientras que 117 uniformados resultaron heridos en choques con manifestantes, en el inicio del quinto día de protestas en Colombia, informó hoy la Policía local.

En su reporte diario, la institución aseguró que la mayoría de las capturas fueron efectuadas en los departamentos de Boyacá, Valle, Cundinamarca y Cauca, donde varias carreteras permanecen bloqueadas por indígenas y campesinos.

Explicó que los 175 arrestados tendrán que responder por delitos como porte y fabricación de material explosivo, obstrucción a la vía pública, daño en bien ajeno, ataque contra servidor público y terrorismo.

Según medios locales, en los choques entre fuerzas antimotines y manifestantes, cerca de 200 personas resultaron heridas, aunque la policía sólo reporta en su informe 117 uniformados lesionados con piedras y artefactos explosivos.

La fuerza pública tiene la orden de despejar las vías tomadas por los campesinos que participan en un paro agrario nacional, lo que ha llevado a enfrentamientos entre civiles y agentes en cuatro departamentos del país.

La policía informó además sobre el desbloqueo de 21 puntos donde los manifestantes impedían la movilidad de viajeros y carga, así como el decomiso de 106 bombas molotov, en los disturbios del jueves en la Universidad Nacional.

La televisión local aseguró este viernes que siguen los bloqueos en nueve de los 32 departamentos del país en el quinto día de parálisis, lo que comenzó a causar desabastecimiento de combustible y alimentos en algunas regiones.

Las autoridades insistieron en que los actos de violencia en las manifestaciones han sido causados por personas ajenas a las protestas sociales, por lo que pidió a los campesinos no dejarse utilizar por los grupos armados ilegales.

Al menos siete sectores agrarios, con apoyo de los camioneros, realizan desde el lunes pasado un paro por tiempo indefinido, para exigir una salida a la crisis que los afecta por el alto costo de los insumos y la caída en los precios.

El presidente Juan Manuel Santos dijo que respeta la protesta social y que está dispuesto al diálogo, pero advirtió que la fuerza pública tiene la orden de intervenir, si se bloquean las vías en perjuicio de los colombianos.