Insuficiente crecimiento de 4% en América Latina: Banco de Desarrollo

Los países de América Latina no pueden estar satisfechos con un crecimiento económico promedio de cuatro por ciento, "porque los desafíos estructurales que tiene la región son de una gran magnitud", afirmó hoy el presidente de CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, Enrique García Rodríguez.

Al participar en el IV Foro El Futuro de América Latina: La Visión de los Jóvenes Líderes subrayó que si América Latina quiere lograr una convergencia con los países industrializados en un lapso de 20 o 25 años, tiene que crecer por encima del seis por ciento.

"Eso es fácil decirlo, pero es difícil realizarlo, porque por un lado está el esfuerzo interno, pero por otro las corrientes externas influyen", expresó en el salón José María Morelos y Pavón de la cancillería.

Sostuvo que el caso de México es muy importante, por tratarse de un país que se ha diversificado de una forma notable, con políticas muy sanas, "sin embargo, está muy ligado a lo que pasa en la economía más grande del mundo que es la de Estados Unidos".

Insistió en que el gran desafío en la región de América Latina está en ir a una transformación productiva que sea un factor decisivo para lograr un mayor y mejor crecimiento, compatible con la estabilidad macroeconómica y que sea de calidad en términos de su productividad y generación de empleos.

García Rodríguez definió que para ello se requiere más y mejor inversión, poner énfasis en la productividad y cambiar el patrón de desigualdad que priva en América Latina que es, dijo, la región del mundo con la peor distribución de la riqueza.

Mencionó que todo ello lleva a la necesidad de construir consensos de largo plazo, en agendas donde deben intervenir los estados, los gobiernos, el sector privado, los trabajadores y la sociedad civil con miras a hacer las reformas que son "claves".

Destacó que hay tres temas que son comunes a la región y a México, como son el de infraestructura, pues si no se duplica la inversión en este sector, es muy difícil ser competitivos a nivel internacional.

En segundo término, dijo que se encuentra la educación, el ver cómo se logra que refleje las necesidades del siglo XXI y no muestre las realidades del XX o el XIX; mientras que en tercero se ubica el fortalecimiento de las instituciones para asegurar que hay reglas del juego adecuadas y papeles claros en el sector público y privado.

Comentó que avanzar en la integración de América Latina es un factor decisivo para crear los mercados que sirvan de plataforma para no únicamente quedarnos en la región, sino para insertarnos en forma competitiva a nivel global.

Por ello, destacó la decisión del gobierno mexicano de fortalecer la relación de México con el resto de América Latina "y en ese sentido el fortalecimiento de la relación de México con CAF es un paso en el cual nosotros como catalizadores estamos muy dispuestos a apoyar".