Rechaza partido de Enrico Letta la amnistía para Berlusconi

El Partido Democrático (PD) del primer ministro italiano, Enrico Letta, rechazó una amnistía para favorecer al ex premier Silvio Berlusconi, quien enfrentará en septiembre próximo su posible expulsión del Parlamento tras haber sido condenado.

Davide Zoggia, miembro de la secretaria general del PD, declaró hoy a los medios que la pretensión del Partido del Pueblo de la Libertad (PDL) de Berlusconi, su aliado en el gobierno, de obtener el indulto para su líder "se está convirtiendo en una historia indecente".

"El PDL insiste en buscar en el PD aquello que no puede obtener porque va contra la ley. Es hora de decir basta y de terminar con las continuas presiones a favor de la amnistía para Berlusconi", afirmó.

El pasado 1 de agosto el ex jefe de gobierno fue condenado en vía definitiva por la Corte Suprema a cuatro años de cárcel por fraude fiscal.

Y aunque no irá a la cárcel por su edad (casi 77 años) y porque gracias a la ley del indulto la pena podrá ser reducida a un año, que podría cubrir con el arresto domiciliario con los servicios sociales, debería ser expulsado del Parlamento por una normativa que prevé ello para los condenados en vía definitiva.

Sin embargo, desde el pronunciamiento de la sentencia el PDL busca a toda costa obtener una suerte de indulto que permita a Il Cavaliere continuar en la política e incluso amenaza con hacer caer al gobierno de coalición de Letta, que se sostiene con el apoyo del PD, del PDL y de la centrista Lista Cívica.

Zoggia recordó este viernes que es el PDL el que tiene a su propio líder condenado definitivamente por fraude fiscal, es decir, por el desvío de 270 millones de euros para crear fondos ilegales en el extranjero.

"¿Es el PD o el PDL el que pretende que su líder fuera de la ley obtenga, no se sabe bien en base a qué principios y a qué lógica, una especie de salvoconducto que le permita continuar en la política?", cuestionó.

Por su parte, la Asociación Nacional de Magistrados denunció en una nota la existencia de un "linchaje mediático" contra los jueces que condenaron a Il Cavaliere por parte de las televisiones y los diarios de su propiedad.

"Tal estrategia periodística, que recurre a la difusión de noticias grotescas y propone temas antiguos y ya repetidamente desmentidos, revela su naturaleza de operación instrumental fundada en el uso sistemático de argumentos falsos y gravemente difamatorios para desacreditar a la magistratura", dijo.

Denunció que ello está directamente vinculado con la conclusión del llamado proceso Mediaset, que llevó a la condena de Berlusconi y "con la evidente finalidad de disminuir los efectos de una sentencia definitiva en el intento de neutralizar las consecuencias de la misma".

La ANM se refería a una campaña de prensa por parte de los medios del imperio berlusconiano contra los magistrados que condenaron al ex primer ministro.