Retroceso permitir impugnaciones contra IFAI: académica

La investigadora Perla Gómez Gallardo aseveró que las resoluciones del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) deben ser definitivas e inatacables, pues en ello descansa la eficacia del organismo.

La profesora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) calificó en ese contexto como un retroceso permitir que las resoluciones del instituto sean impugnadas por la PGR, el Banco de México (Banxico), la Consejería Jurídica del Ejecutivo federal y la CNDH.

Respecto a la intervención de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en los temas en la materia expuso que al ser el derecho a la información un derecho humano, el Poder Judicial tiene la última palabra en la materia, siempre y cuando el que se inconforme sea el solicitante.

Gómez Gallardo planteó que aun cuando la iniciativa para reformar el marco legal del organismo de transparencia lo dotaría de autonomía constitucional -lo que le daría más fuerza en la gestión y operación y en los sujetos obligados a revisar-, las impugnaciones a las que tendrían derecho esas dependencias le reducen competencia.

Respecto a la nueva autonomía constitucional Perla Gómez indicó que quedaría pendiente la elaboración de una ley general para homologar las más de 41 normatividades diferentes en la materia.

La autora del libro "Libertad de expresión, protección y responsabilidades" también consideró una simulación la determinación de excepciones a la transparencia sobre los recursos que reciben sindicatos y partidos políticos, como se plantea en la propuesta.

Sin embargo, dijo, cuando la autoridad es la que utiliza ese recurso "no queda claro si las decisiones que tome el máximo órgano jurisdiccional serán políticas o jurídicas".

Subrayó que con los cambios a la naturaleza jurídica del IFAI se debe asegurar que tanto los actuales como los futuros comisionados cumplan con el perfil necesario para las nuevas atribuciones, a fin de evitar la simulación y la repartición de espacios de poder.

Externó la importancia de establecer a los sujetos obligados a la transparencia pues, por ejemplo, "en el caso de las universidades públicas la transparencia y la rendición de cuentas es la mejor forma de legitimación de la solicitud de recursos".

En el caso de la UAM estimó que "con la reforma constitucional tiene la oportunidad de actualizar su marco normativo en la materia y ser un referente de rendición de cuentas y de transparencia no sólo de recursos, sino también de gestión y de la vida académica".