Cede gobierno peruano a presiones de mineros informales

El gobierno peruano cedió hoy a las presiones de mineros informales que bloquearon carreteras en el sur del territorio en demanda de un plazo hasta 2016 para legalizar sus operaciones, con lo cual concluyeron las protestas de esta semana.

El presidente del Consejo de Ministros, Juan Jiménez Mayor, expresó a periodistas su satisfacción por haber llegado a acuerdos que desactivan una crisis para el gobierno del presidente Ollanta Humala, luego que la carretera Panamericana Sur estuviera bloqueada.

Los mineros informales tenían, inicialmente, de plazo hasta el 5 de septiembre para entrar a un proceso de regularización, promovido por el gobierno, pero consiguieron la flexibilidad de éste y ahora se formalizarán hasta 2016.

El gobierno de Humala reconoció "los importantes avances en la formalización iniciada en 2012", en el cual 30 mil mineros informales y artesanales iniciaron este proceso.

"Se trata sin duda de un proceso alentador que está logrando resultados en muy corto tiempo, pese a ser un problema que se remonta varias décadas atrás", señala un informe oficial de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

Los mineros informales aceptaron que se establezca como fecha el mes de abril de 2014 para recién comenzar un programa de saneamiento, formalización y legalización de la minería informal y artesanal, que concluirá en 2016.

Jiménez Mayor aseguró que la actual administración tiene el objetivo de solucionar este problema, que data desde hace varias décadas, y que genera exclusión social y marginalidad entre los mineros.