Rechazan mujeres nicaragüenses enmienda a ley contra violencia

Un organismo feminista rechazó la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua que sugiere una reforma a la ley en contra de la violencia contra las mujeres para permitir la mediación en casos de menor gravedad, se informó hoy.

La Red de Mujeres contra la Violencia rechazó el fallo judicial, declaró este viernes a El Nuevo Diario la dirigente, Damaris Martínez.

La Corte en pleno desestimó cuatro recursos por inconstitucionalidad interpuestos por sectores supuestamente perjudicados por la legislación, informó el portavoz de la institución, Roberto Larios.

La sentencia recomendó reformar el artículo 46 de la Ley 779 para establecer la figura de la mediación para los casos de menor gravedad en las denuncias de violencia intrafamiliar, afirmó.

La iniciativa será presentada al parlamento nacional para su aprobación para incluir la mediación en los casos de delitos menos graves donde la pena de prisión sea de un máximo de cinco años, dijo Larios.

El juez de la causa o la Fiscalía serían los únicos que podrían servir de mediadores.

Las mujeres se oponen a esta figura jurídica por la seguridad de las víctimas porque los presuntos agresores reincidentes las llegan a matar.

Los juzgados especializados en violencia fueron creados mediante la Ley 779, aprobada en febrero de 2012 por la mayoría de diputados en la Asamblea Nacional.

Las marchas a favor de la aplicación plena de la legislación han sido constantes, sin embargo, no lograron presionar a los magistrados que se inclinaron a favor de una enmienda.

La polémica iniciativa había enfrentado a la poderosa jerarquía de las Iglesias católica y evangélica, abogados y organizaciones de mujeres.

El año pasado, 63 mujeres murieron de forma violenta a manos de sus ex maridos o ex novios en Nicaragua.

En 2013, 20 mujeres han sido asesinadas, según estadísticas de las organizaciones feministas.