Promueven en Jalisco uso racional y ahorro de energía

El gobierno de Jalisco promueve el uso racional de energía a través de la gestión ambiental, con la implementación de políticas públicas para la eficiencia energética, apostando por la cultura de ahorro en los inmuebles oficiales.

La titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), Magdalena Ruiz Mejía, resaltó la necesidad de lograr una aplicación racional, eficiente y sostenible de la energía ante el impacto del gasto ocasionado por el dispendio energético.

Informó lo anterior durante su participación con la conferencia magistral: "Eficiencia energética en edificios públicos", que impartió dentro del marco del XXIV Congreso Internacional de Ahorro de Energía, organizado por el Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas del Estado de Jalisco (CIMEJ) el 21, 22 y 23 de agosto.

Ruiz Mejía dio a conocer el diagnóstico inicial del gasto de energía en 13 edificios públicos en donde además servirá para reacondicionar y mejorar las condiciones de los espacios laborales de algunos trabajadores.

Los indicadores del diagnóstico del proyecto piloto arrojó que la inversión requerida para un edificio sería de 1.7 millones de pesos que se recuperarían en aproximadamente 10 años por el ahorro, con la implementación de programas de consumo responsable de energía.

Así como acciones innovadoras y aplicaciones de tecnologías que reflejarían un ahorro calculado de 7.2 millones de pesos, 72 mil watts hora y de 38.68 toneladas de bióxido de carbono (CO2) que no se emitirían a la atmósfera.

Dio a conocer que el primer edificio contemplado que entrará en breve dentro de este proyecto será el de la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (SEPAF).

La titular de la Semadet instó a los asistentes a aplicar este tipo de acciones de ahorro de energía desde nuestra propia casa, "debemos de empezar desde el ejercicio cotidiano de nosotros mismos", insistió Ruiz Mejía.

"La sustentabilidad se refleja solamente si nosotros mismos somos sustentables, si hacemos un esfuerzo de vivir de manera coherente con esta nueva lógica de vida que esté basada en el ahorro, en la austeridad, en un consumo responsable, pensando en los demás y en ser más colectivos y más solidarios", refirió.