Urgente solución política en Siria tras presunto ataque químico: ONU

El enviado especial de Naciones Unidas (ONU) para Siria, Lakhdar Brahimi, consideró hoy que las denuncias sobre un ataque con armas químicas en Damasco debe acelerar una cita de paz internacional para negociar una salida política al conflicto.

En rueda de prensa, la portavoz de Brahimi, Jawla Mattar, subrayó que el ataque en un suburbio de Damasco demuestra la urgencia de la conferencia de paz denominada "Ginebra 2", a la que deberán asistir representantes del gobierno y oposición sirios.

"Lo que ha ocurrido, esta denuncia de que se han utilizado armas químicas a pocos kilómetros del corazón de Damasco es un hecho que enfatiza la importancia de esta crisis y del peligro que representa, no sólo para el pueblo sirio, sino para la región y el mundo", dijo Brahimi a la prensa en Ginebra.

Para acelerar el proceso de la conferencia de paz, Brahimi y su equipo han decidió trasladar su "sede de operaciones" a la ciudad de Ginebra, anunció.

"Ginebra 2" será la continuación de la primera conferencia de paz para Siria que se celebró en esta ciudad en junio de 2012, impulsada por el anterior mediador y ex secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan.

El documento acordado en "Ginebra 1" destacó la necesidad de establecer un gobierno de transición incluyente.

Por su parte, delegaciones de alto nivel de Estados Unidos y Rusia se reunirán el próximo miércoles en La Haya (Holanda) con el fin de acercar sus posiciones e intentar fijar una fecha definitiva para "Ginebra 2".

Después del encuentro en La Haya, Brahimi convocará una cita tripartita de Washington , Moscú y la ONU para afinar los últimos detalles para "Ginebra 2", la cual es probable que se lleve a cabo en los primeros días de octubre próximo.

Uno de los principales motivos por los que no ha sido posible fijar la fecha es la lista de participantes, pues Rusia insiste en que esté Irán -principal aliado del gobierno del presidente sirio Bashar al-Assad-, a lo que se niega Estados Unidos y algunos países árabes.

Asimismo, otro elemento que ha retrasado el proceso es que la oposición siria, compuesta por casi un centenar de grupos armados rebeldes, no ha podido organizarse de manera efectiva para nombrar a los representantes que deben asistir a la conferencia.

Otro de los principales obstáculos para celebrar la conferencia de paz es que "cada una de las partes que están involucradas en la guerra civil siria piensa que puede ganar militarmente", subrayó el mediador internacional.

"Nosotros, junto con el secretario general de la ONU (Ban Ki-moon) y muchos otros más, creemos que no hay una solución militar, ningún lado va a ganar (...) solamente hay una solución política y cuanto antes trabajemos en ella, será mejor", valoró Brahimi.