Destaca titular de misión de ONU reducción de impunidad en Guatemala

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, reconoció hoy la labor de la misión de las Naciones Unidas que colabora con el Ministerio Público (MP) en la lucha contra el crimen organizado en su país.

En Guatemala "no estamos condenados a vivir con la impunidad", afirmó el gobernante, quien dijo que los guatemaltecos anhelan vivir en paz y con justicia" y en ese objetivo se encaminan los esfuerzos de las autoridades.

El mandatario encabezó el acto de entrega del VI informe de labores de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), entidad de las Naciones Unidas presidida por el ex fiscal general de Costa Rica, Francisco Dall´Anese.

Pérez Molina reconoció la labor del jefe de la CICIG en los tres años al frente de esa misión de las Naciones Unidas en Guatemala, que contribuyó a una reducción significativa de los niveles de impunidad de los delitos en el país.

En su intervención, Dall´Anese destacó que gracias al trabajo de la CICIG la impunidad bajó 24.7 por ciento, y a la fecha el índice se ubica en 70 por ciento luego de ascender a casi el 95 por ciento en 2007 cuando se instaló la misión internacional en Guatemala.

El VI informe de labores de la CICIG, del periodo de septiembre de 2012 a agosto de 2013, expuso logros como la investigación y persecución penal, especialización de varias dependencias del MP y transferencia de capacidades y fortalecimiento institucional.

Además de la "sensibilización" entre las instituciones de justicia para combatir la impunidad y el constante apoyo de la cooperación internacional para disminuir este flagelo que impide la adecuada impartición de justicia.

Dall´Anese sostuvo que tanto el gobierno como el MP han trabajado junto con la misión internacional para procurar una mayor aplicación de la justicia y un más efectivo combate al crimen.

Dijo que en seis años de trabajo, la CICIG "no ha perdido un solo caso" y logró el 24 de mayo pasado la extradición del ex presidente Alfonso Portillo a Estados Unidos -lavado de dinero-, luego de que la justicia guatemalteca falló en condenarlo por peculado.

El titular de la CICIG aclaró sin embargo que la misión internacional "no puede resolver por sí sola los problemas", por lo cual los guatemaltecos tendrán que cumplir la parte que les corresponde por la seguridad, la justicia y vencer la impunidad en los delitos.

Al acto de la presentación del informe de labores de la CICIG, efectuado en la sede del Ministerio Publico, asistieron también la fiscal general, Claudia Paz y Paz, funcionarios de las instituciones de seguridad y de justicia, legisladores y cuerpo diplomático.

La CICIG fue creada el 12 de diciembre de 2006 por acuerdo entre el gobierno de Guatemala y las Naciones Unidas. Se instaló en el país centroamericano en agosto de 2007 para cumplir un primer mandato de dos años.

El gobierno del presidente Pérez Molina (2012-2016) formalizó la tercera prórroga del mandato de dos años que finalizará en septiembre de 2015, luego de los períodos que vencieron en 2011 y 2013.