Ponderan importancia del tlalhmáquetl en rituales para la lluvia

Como parte del Seminario Permanente de Estudios sobre Guerrero, el Doctor en Antropología Gregorio Serafino destacó la importancia que distingue al tlalhmáquetl, sacerdote que preside los rituales más importantes de petición de lluvia durante el ciclo agrícola en La Montaña, Guerrero.

De acuerdo con declaraciones difundidas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Serafino aseguró que el tlalhmáquetl es un conocedor de un patrimonio cultural indígena transmitido en su mayoría por vía oral y al que se le adjudica la extraordinaria habilidad de hablar con entidades, divinidades y potencias de la naturaleza.

Al dictar la conferencia "Los tlalhmáquetl de la Montaña de Guerrero: entre plegarias y memorial oral", el antropólogo manifestó que producto de la dedicación y capacidades extraordinarias de los tlalhmáquetl, las plegarias se han conservado en náhuatl y transmitido hoy en día vía oral.

Detalló que el sacerdote es elegido por predestinación, la cual puede manifestarse en un sueño, una aparición, o expresarse en alguna habilidad.

Entres las actividades del sacerdote, dijo, destaca la de un curandero, pues esto lo convierte en un personaje con poderes sobrenaturales.

"El tlalhmáquetl es el sujeto más representativo de toda la comunidad, al incorporar en una sola persona los valores de la antigua tradición cultural junto a la identidad colectiva", expresó Serafino, luego de pasar varios años en municipios de la montaña guerrerense, donde escasea el agua y aún se practica la agricultura de subsistencia.

La vida de las comunidades campesinas, apuntó, se desarrolla alrededor de los ciclos del maíz, que han adquirido también profundos significados simbólicos.

Finalmente, explicó que durante el ritual de petición de lluvia se pronuncian las plegarias en la cima de los cerros, frente a las ofrendas o depósitos rituales.