Se solidariza PAN con capitalinos y llama a GDF a hacer cumplir la ley

El PAN en la Cámara de Diputados se solidarizó con los capitalinos afectados por las movilizaciones de los integrantes de la CNTE y llamó al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, a hacer cumplir la ley.

El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Luis Alberto Villarreal, manifestó su solidaridad con los capitalinos por tener que enfrentar y sufrir las consecuencias de marchas y plantones, e incluso actos vandálicos por parte de maestros.

En conferencia de prensa el diputado federal leyó un comunicado en el que señala que los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) quieren hacer pública su solidaridad con las y los ciudadanos del Distrito Federal, que en los últimos días han tenido que padecer y han tenido que vivir su ciudad en un caos.

"Nos solidarizamos con ellos, porque me parece que nadie merece vivir en una ciudad en donde se premia la delincuencia, los actos vandálicos", expuso.

Agregó que este jueves hubo ciudadanos que no pudieron bajarse de la estación del Metro que les correspondía porque está bloqueada, "ciudadanos que no pudieron tomar la ruta del transporte público que utilizan de manera cotidiana para trasladarse a sus labores".

Señaló que el PAN responderá a todos aquellos maestros que sí quieren trabajar, que sí están comprometidos con la educación de los infantes, que finalmente son el futuro del país, por lo que reiteró que se debe aplicar el Estado de derecho en la ciudad para responder a la seguridad y proteger la integridad de los capitalinos.

Villarreal García llamó al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, para que haga cumplir la ley y le dé a los habitantes de la ciudad la vida que se merecen, y no eche en saco roto la confianza que tuvo en 2012 en las elecciones.

Expresó que es totalmente inaceptable lo que ha ocurrido con las marchas y plantones de los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que además mantienen bloqueadas las sedes del Congreso de la Unión.

"Es totalmente inaceptable para un país democrático. Lo que pasó ayer en el Congreso de la Unión es quizá la página más negra del México contemporáneo que hayamos vivido en la historia del Congreso mexicano y no se puede pasar por alto ni por indiferencia", agregó.

En el comunicado, manifestó también que los panistas condenan lo que consideran omisión y ausencia del Gobierno Federal a todas estas faltas que se han presentado.