Ordenan a siete diáconos de la Arquidiócesis de Puebla

El arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, ordenó a siete seminaristas del Seminario Palafoxiano como diáconos, los cuales van a continuar sus estudios en Ciudad del Vaticano en Roma de dos a cuatro años más.

En una misa que celebró el jerarca católico, señaló que con gran júbilo realizó hoy la ordenación diaconal de los jóvenes seminaristas Isaac de Román Valdez, José Joaquín Salazar Sánchez, Ernesto Junior Martínez Avelino, Antonio Castillo Villegas, Leonardo Luna Aquino, Mariano Jiménez Arroyo y Artemio Javier López Tetla.

Sánchez Espinosa explicó que el diácono, aunque no recibe el sacerdocio ministerial, por la ordenación participa del servicio de Cristo, ayudando a los obispos y a los presbíteros.

Además, dijo el arzobispo, los diáconos pueden bautizar, proclamar la palabra de Dios, distribuir la comunión, exponer solemnemente al Santísimo Sacramento y dar la bendición con él, asistir al matrimonio de los fieles, así como celebrar las exequias y bendecir.

Los ornamentos propios del diácono son el alba, la dalmática y la estola, que lleva desde el hombro izquierdo pasando sobre el pecho hacia el lado derecho del tronco donde se sujeta.

En otro tema, el arzobispo recordó que hoy se cumple el 369 aniversario de la fundación del Seminario Mayor Palafoxiano, considerada una de las instituciones de educación superior más antiguas de Puebla.

Señaló que el seminario es el lugar y tiempo donde la Iglesia revive la experiencia formativa de Jesús a sus discípulos, quien después de llamarlos y antes de enviarlos les pidió un tiempo especial de "estar con él".