Rechazan diputados de Costa Rica planteamiento de Daniel Ortega

Dos diputados de Costa Rica rechazaron hoy aquí lo expresado la semana pasada por el presidente nicaragüense Daniel Ortega, sobre la posibilidad de reclamar para Nicaragua una provincia costarricense limítrofe con ese país.

La noroccidental provincia de Guanacaste, sin perjuicio de lo planteado por Ortega, pertenece a Costa Rica, dijeron a periodistas los legisladores, mientras participaban en la marcha llevada a cabo esta mañana aquí contra lo dicho por el mandatario nicaragüense.

La manifestación pacífica se llevó a cabo por el centro de esta ciudad, unos 250 kilómetros al noroeste de San José, la capital del país.

El presidente de la Asamblea Legislativa (parlamento unicameral), el diputado oficialista Luis Fernando Mendoza -oriundo de Guanacaste-, se dirigió como parte de sus declaraciones al presidente de Nicaragua.

Durante la época colonial y en el tiempo inicial de la independencia centroamericana, en el siglo 19, el Partido de Nicoya consistía en la parte occidental de lo que actualmente es la provincia de Guanacaste.

Tres años después de la independencia, en 1824, los pobladores del Partido -que desde la colonia se había conducido con autonomía política- participaron en una consulta popular para determinar a cuál de los dos nuevos países pertenecía, a Costa Rica o a Nicaragua.

La mayoría de la población optó por anexarse a Costa Rica.

Por su parte el ex presidente de la Asamblea Legislativa y diputado independiente, Víctor Emilio Granados, aseguró que la marcha fue consistente con el modo de actuar de Costa Rica.

La marcha se llevó a cabo algo más de una semana después de que Ortega indicó la posibilidad de acudir a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), para formular el reclamo territorial.

Costa Rica y Nicaragua protagonizan, desde octubre de 2010, un diferendo territorial en un punto en el extremo oriental de su frontera terrestre común de 309 kilómetros de largo, disputa que está a estudio del tribunal mundial.