Plataformas digitales, opción viable para el cine mexicano: Arriagada

El productor de cine Paco Arriagada aseguró que las plataformas digitales se han convertido en una de las opciones más viables para que las películas mexicanas puedan llegar al espectador, sobre todo para las producciones independientes que no tienen manera de competir, en promoción y distribución, con aquellas que acaparan las salas de cine.

El también cofundador de Casete, el primer agregador digital independiente en Latinoamérica que distribuye a nivel mundial música y películas en diversas plataformas, profundizó sobre este tema en la conferencia "Nuevas formas de distribuir películas", que ofreció en el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC).

De acuerdo con Arriagada, las plataformas digitales abren nuevas posibilidades a cineastas que pelean un espacio en las ventanas normales de exhibición como salas de cine, "se trata de una opción muy rentable para cintas que manejan bajos presupuestos para su promoción y distribución o que salen con menos de 100 copias".

En este sentido, recordó que de las 319 películas que se estrenaron en 2012, solo 67 son mexicanas, lo cual quiere decir que aunque en materia de producción fílmica los números se han ido incrementando en los últimos años, "en cuestión de exhibición vamos a la baja".

Abundó que el año pasado el 72 por ciento de las películas mexicanas que se estrenaron estuvieron en menos de 100 salas, y alrededor del 50 por ciento estuvo en menos de 60 salas, "continúa siendo un mercado muy reducido para el cine mexicano, si consideramos que en el país existen más de cinco mil salas de exhibición".

Explicó que estas nuevas plataformas digitales tienen la ventaja de ser muy democráticas, "es muy sencillo exhibir a través de este medio, lo único que se requiere es promoción, que ahora se puede hacer eficazmente a través de redes sociales, por ejemplo".

Arriagada indicó que dichas plataformas se han convertido en tiendas especializadas, donde los dueños de las películas deciden qué desea exhibir y el espectador decide qué es lo que desea ver.

También habló de Casete, un agregador encargado de subir los contenidos a las plataformas digitales, además de ofrecer servicios de promoción, "a diferencia de los distribuidores, nosotros no nos involucramos en la compra de derechos o adelantos, sino con sociedades, sólo somos gestores, el dueño de la película decide cómo quiere exhibir su trabajo".

Como ejemplo citó el filme mexicano "Chalán", que no salió a salas de cine, sólo se estrenó en Canal 22 y en una plataforma digital mexicana, alcanzando en las primeras 48 horas más de 30 mil visitas, "un éxito que quizá no se hubiera visto reflejado en salas de cine".