Entra paro agrario en cuarto día con bloqueos en medio Colombia

El paro agrario entró hoy en su cuarto día en Colombia sin una solución a la vista que ponga fin a las protestas, las cuales dejan hasta el momento 98 detenidos, más de 80 policías heridos y bloqueos a vías en medio país.

El ministro del Interior, Fernando Carrillo, aseguró en su cuenta de la red social Twitter que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos sólo se sentará a dialogar con los manifestantes cuando desistan de las vías de presión.

"Muchos de los reclamos de sectores sociales son justos, pero la protesta con violencia no traerá soluciones (a sus demandas) sino que ahondará la crisis", señaló Carrillo, quien es el vocero oficial en la mesa de negociación.

Reiteró que el gobierno reconoce que "hay causas legítimas para la protesta social" y está dispuesto al diálogo, "pero sin presiones.

Frente a la violencia hay que responder por los derechos de los colombianos".

El ministro se refería a la orden que se dio a la fuerza pública para despejar las carreteras que han sido bloqueadas por los manifestantes en 16 de los 32 departamentos colombianos, para garantizar la movilización de carga y pasajeros.

La intervención policial ha derivado en choques entre uniformados y campesinos que participan en los bloqueos a las vías, los cuales dejan en cuatro días de protestas alrededor de 98 capturados y más de 80 agentes antimotines lesionados.

La situación más crítica se presenta en la carretera que une a Bogotá con la ciudad andina de Tunja, donde los manifestantes colocaron barricadas, lo cual impide el paso de los vehículos que trasladan los alimentos y demás productos hasta la capital.

Con los bloqueos, los cultivadores de papa, algodón, café, maíz, arroz y panela, además de los productores de lácteos, buscan una salida a la crisis que los afecta por el alto costo de los insumos y la caída en precios y cosechas.

En algunas zonas del sur del país, como los departamentos del Huila y Cauca, la Policía Nacional ha denunciado la infiltración de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en las protestas campesinas.