Retoma agenda Congreso de Guatemala tras meses de paralización

El Congreso guatemalteco reanudará el trabajo legislativo luego de varios meses de paralización por el proceso de fiscalización contra el gobierno, afirmó hoy una fuente parlamentaria.

El diputado Arístides Crespo, jefe de los legisladores del partido en el gobierno, dijo en rueda de prensa que se salió del "letargo" de la interpelación (fiscalización) y reanudará el estudio de las iniciativas de ley pendientes.

El Congreso Nacional (unicameral, 158 diputados), retomará su trabajo "como poder del Estado" y en las próximas sesiones entrará "de lleno" a conocer, modificar, aprobar y derogar leyes.

Los jefes de bancada del Congreso alcanzaron un acuerdo para posponer la interpelación del ministro de Cultura, Carlos Batzín, luego de numerosas comparecencias del funcionario que comenzaron el pasado 22 de enero y paralizaron la agenda legislativa.

El jefe del grupo de diputados del Partido Patriota, aseveró que la oposición, con "con fines de campaña política" rechaza de manera sistemática cualquier acción del gobierno y de la presidencia del Congreso, presidido por oficialistas, lo cual bloquea el trabajo legislativo.

El proceso de interpelación (fiscalización) del ministro Batzín, luego de meses de comparecencias en las que se ha sometido a un interrogatorio de más de mil preguntas, se pospuso para retomar la agenda legislativa, acordaron los jefes de las bancadas, indicó Crespo.

Según fuentes de la directiva del Congreso, luego de meses del proceso de interpelación del ministro de Cultura la agenda legislativa acumula el trámite de al menos 170 iniciativas de ley, "fundamentales para el país", pendientes de debate y de aprobación o rechazo.

Luego de la "inacción" del Congreso que se remonta a fines del año pasado, era urgente asumir una posición de madurez política y alcanzar acuerdos mínimos para reanudar el trabajo legislativo, reiteró el diputado Crespo, del partido en el gobierno.

Indicó que esperan trámites importantes proyectos de ley como las iniciativas en materia económica, fiscal, de transparencia, entre los numerosos pendientes que deberá conocer el pleno del Congreso.

En junio pasado, luego de suspender de manera temporal la interpelación, los diputados tramitaron y aprobaron la ratificación del Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea (UE).

También autorizaron la iniciativa de unificación del Tratado de Libre Comercio entre México y Centroamérica (Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Honduras y Nicaragua), pendiente desde fines del año pasado, entre otros proyectos de ley.