Ilegal, 25.2% del tabaco que consume región occidente

El presidente del Consejo Nacional de la Industria Tabacalera, Carlos Humberto Suárez, señaló que 25.2 por ciento del tabaco que se consume en la región centro occidente del país es de procedencia ilegal.

En el marco del segundo Foro de Acciones para Erradicar la Piratería y el Contrabando, indicó que es la región con el más alto índice de venta y consumo de cigarros que ingresan al país en forma ilegal, ya que el promedio nacional es del 17 por ciento.

Subrayó que de 2011 a la fecha han ingresado al país más de 150 marcas de tabaco ilegal, principalmente procedente de India, Paraguay, China, Vietnam, Canadá y Estados Unidos.

Consideró que el problema más grave de este asunto es que debido a que su costo es hasta 70 por ciento por abajo del precio normal, este tabaco llegal a los menores del país provocando un serio problema de salud por su dudosa calidad.

Destacó que la idea de aumentar el precio de los cigarros para reducir el consumo no funcionó, ya que la reciente encuesta nacional contra las adicciones arroja que en México incrementó sustancialmente el consumo de tabaco, especialmente entre los menores.

"Lo anterior es porque existe un producto de contrabando a muy bajo precio y disponible para ellos", apuntó y reiteró que la industria del contrabando del tabaco ha dado alcance a los jóvenes del país.

Añadió que de acuerdo a las estadísticas cuatro de cada 10 tiendas de abarrotes del país venden tabaco ilegal, lo cual "preocupa porque afecta el comercio establecido, incluso en algunos municipios 76 por ciento de los comercios del canal tradicional venden cigarros ilegales".

Resaltó que va en aumento la red de distribución de estos productos porque antes era un problema detectado en la línea fronteriza del norte de México y ahora también es una situación que se da en la frontera sur.

Aseguró que existe una cadena de distribución ya establecida en manos del crimen organizado, situación que ha provocado que todos pierdan, desde Hacienda Pública por el tema de la recaudación fiscal, además la gente fuma más porque tiene un producto más barato.

Consideró que este problema es multifactorial y tiene que solucionarse desde diferentes trincheras, ya que no es únicamente cerrar el paso en aduanas sino que se requiere de muchas acciones de parte de la autoridad.

Ante este panorama, pidió el apoyo de los gobiernos de los tres niveles para que tomen cartas en el asunto a fin de detener este flagelo que la industria tabacalera no tenía hace apenas tres años.