Aumentarán en Cuba cooperativas de producción y servicios

En los próximos meses ascenderán a casi 200 las cooperativas no agropecuarias en sectores de producción y servicios, y autoridades cubanas aceptaron que aún se carece de resultados en las creadas en esta área del sector no estatal (privado).

Como parte de las reformas económicas del presidente Raúl Castro para "actualizar" el agotado modelo socialista, en la actualidad están en operaciones o en proceso de creación 195 cooperativas en varios sectores de la economía cubana, informó la televisión estatal.

La jefa del grupo de aplicación de los Lineamientos (programa del gobernante Partido Comunista), Grisell Tristá, evalúo la situación actual de esas cooperativas, casi dos meses después de ser autorizadas en una economía controlada casi completamente por el Estado.

En estos momentos operan 124 cooperativas, de ellas 99 en la esfera del comercio, 12 en la construcción, 11 en el transporte y dos en el sector industrial, indicó.

Esta cantidad se elevará a 195 cuando se sume un segundo grupo integrado por 71 unidades y cuya actividad abarca la reparación de muebles, servicios de restaurantes y cafeterías, confecciones textiles y comercialización de aves ornamentales, entre otros.

Tristá aclaró que esas entidades constituyen una forma socialista de propiedad colectiva, aunque aseguró que tienen personalidad jurídica y patrimonio independiente y se sustentan en los principios de voluntariedad y autonomía.

Muchas eran empresas estatales ineficientes, con tecnología obsoleta y baja productividad y exceso de empleados pero que ahora deben ser capaces de cubrir con sus ingresos los gastos y obligaciones tributarias, explicó la funcionaria.

Castro ha impulsado reformas (ajustes) económicas que incluyen la expansión del sector privado y cooperativo, la reducción de las infladas plantillas estatales, la liberación de la compra-venta de casas y autos y la flexibilización de la política migratoria de la isla.

El gobierno cubano sostiene que está apostando a gestionar como cooperativas "actividades que estatalmente no han sido eficientes", para irse desprendiendo de asuntos que no son trascendentales en el desarrollo de la economía, aunque niega que se trate de "un proceso de privatización".

El gabinete económico de Castro ha advertido que el papel principal lo continuará teniendo la empresa estatal socialista, que domina alrededor del 90 por ciento de la economía pero cuya gestión es tildada de ineficaz incluso por economistas progubernamentales.

El viceministro del Transporte, Eduardo Rodríguez, explicó por su parte, que de las 11 que funcionan en ese sector, cinco se dedican a la transportación de personas (taxis-ruteros) y las restantes a servicios auxiliares y conexos.

El viceministro de la Construcción, José Carballosa, informó que en el sector funcionan 12 cooperativas, 10 de ellas en La Habana, mientras se prevé incorporar igual cantidad, en estos momentos en proceso, y otras 46 en fase de preparación.

Las cooperativas pueden realizar operaciones financieras tanto en las sucursales del Banco Popular de Ahorro como en las de Créditos y Servicios, dijo Francisco Mayobre, vicepresidente del Banco Nacional de Cuba.